La ola de calor extremo continuó en la costa este

LA NACION

NUEVA YORK (AP).- La costa este norteamericana sufrió nuevamente ayer unas temperaturas y una humedad tan altas que un puente levadizo de Nueva Jersey se atascó, y en un suburbio de Boston la policía les pidió en tono de broma a los delincuentes abstenerse de cometer delitos hasta que baje el calor.

Al mismo tiempo, un frente frío avanzaba hacia el sur y hacia el este del país, reduciendo las temperaturas en la región central. Las planicies centrales y el valle del Mississippi y gran parte de la costa este soportaron temperaturas de 38°C.

Según se advirtió, el clima más frío para lunes y martes traerá tormentas y lluvias que podrían causar inundaciones y producir vientos dañinos.

En este contexto, Boston abrió piletas gratuitas porque las temperaturas superaron los 38°C, y la policía del área publicó una solicitud irónica en su página de Facebook.

"Debido al calor extremo, le estamos pidiendo a cualquiera que esté pensando en hacer una actividad criminal que se aguante hasta el lunes", escribió la policía de Braintree.

En tanto, Nueva York pidió a todos los edificios de oficinas que fijen los termostatos en no menos de 26°C hasta el domingo para reducir la tensión en su red eléctrica.

El sábado, en Filadelfia, cientos de personas habían sido evacuadas de una comunidad de jubilados debido a un apagón parcial que, según las autoridades, pudo haber estado relacionado con el calor.