La ola de calor amenaza el trigo francés y español con la cosecha de la UE a la vuelta de la esquina

·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. Rollos de trigo mientras los turistas hacen kitesurf en el mar Mediterráneo, en Sant Mart' d'Empuries, cerca de Figueres, Cataluña, España

PARÍS, 17 jun (Reuters) - Una ola de calor excepcionalmente temprana en Francia y España podría estresar aún más las cosechas de trigo tras una primavera seca, aunque la disminución prevista de las temperaturas y los chubascos en toda la región durante este mes deberían evitar grandes pérdidas en las cosechas, según analistas y productores.

Cualquier merma en los rendimientos podría ser motivo de preocupación en un mercado que busca compensar la interrupción del suministro ucraniano a causa de la guerra, señalaron.

La mayoría de los analistas prevén una menor producción de trigo en la Unión Europea este año, después de las cosechas récord de 2021 en Rumanía y Bulgaria y tras una primavera seca, incluso en el principal productor, Francia.

Las temperaturas en Francia alcanzaron los 40 grados Celsius a nivel local el jueves, acercándose a los niveles vistos en España la semana pasada.

"Es un riesgo adicional, ya que estamos saliendo de una primavera seca", dijo Aurélien Blary, analista de cultivos de Stratégie Grains. "Esperamos una mayor pérdida de potencial de rendimiento".

Analistas prevén que la cosecha francesa de trigo blando, excluido el duro, se sitúe entre 33 y 34 millones de toneladas, frente a los 35,5 millones del año pasado, ya que tienen en cuenta una menor siembra y un potencial de rendimiento desigual.

La ola de calor, que debería remitir a partir del domingo, supone la mayor amenaza en el centro de Francia, donde los cultivos se encuentran en la fase final de llenado del grano.

Esto podría agravar las variaciones de rendimiento después que las lluvias de principios de junio ayudaran a algunos cultivos, pero no a algunas zonas resecas.

"La situación es muy variada. Con las últimas tormentas, un pueblo estaba empapado y el siguiente no", dijo François Jacques, secretario general adjunto de la agrupación francesa de productores de trigo AGPB.

La ola de calor podría agravar el descenso previsto de la producción de trigo este año en España y también en Italia.

En Rumanía, el ministro de Agricultura, Adrian Chesnoiu, declaró a Reuters esta semana que las condiciones meteorológicas adversas y el aumento de los costes de producción harían que la cosecha fuera inferior a la abundante del año pasado, de 11,3 millones de toneladas.

Sin embargo, afirmó que el país dispondrá de un amplio volumen para exportar.

En Bulgaria, que al igual que Rumanía exporta a través del mar Negro, se esperaba un descenso respecto a los 7,1 millones de toneladas del año pasado, pero las recientes lluvias deberían ayudar a limitar el descenso.

"Esperamos una buena cosecha, pero hay que tener en cuenta que el año pasado tuvimos una cosecha récord", dijo Kostadin Kostadinov, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Cereales de Bulgaria.

En Europa central, una primavera seca también podría limitar el potencial de rendimiento en Alemania y Polonia, dijo Blary de Strategie Grains, añadiendo que el oeste de Alemania estaba menos afectado, mientras que las lluvias de junio habían mejorado las condiciones en Polonia.

Más al norte, la escasez de agua era menos preocupante.

En Reino Unido, la Junta de Desarrollo de la Agricultura y la Horticultura proyectó la semana pasada una cosecha de 14,95 millones de toneladas, por encima de los 13,99 millones de 2021 y un máximo de tres años.

(Información de Gus Trompiz en París, Tsvetelia Tsolova en Sofía, Luiza Ilie en Bucarest y Nigel Hunt en Londres; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.