La OIEA tendrá "en unos días" el resultado de la inspección de plantas en Ucrania

Naciones Unidas, 27 oct (EFE).- Los inspectores de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) tendrán "en unos días" resultados de su análisis en las plantas ucranianas que van a analizar tras las acusaciones de Rusia de que el Gobierno de Kiev preparaba una "bomba sucia" en ellas.

El director de la OIEA, Rafael Grossi, se reunió hoy a puerta cerrada con el Consejo de Seguridad, tras la cual explicó a los periodistas que las inspecciones, que empezarán "en un par de días", consistirán en la búsqueda de cesio y estroncio en una planta cercana a Kiev donde ya la OIEA estuvo el pasado septiembre descartando entonces todo riesgo nuclear.

Grossi explicó que las acusaciones planteadas ante la OIEA fueron tomadas en serio porque procedían "de un alto oficial ruso", pero para llevar a cabo las inspecciones tuvo que contactar con el gobierno de Ucrania, del que elogió la apertura y disposición para dejar trabajar a sus inspectores en las plantas operadas por las autoridades de Kiev.

El director del OIEA también insistió ante los miembros del Consejo en la necesidad de crear una zona de seguridad en torno a la central de Zaporiyia -en suelo ucraniano pero ocupada por Rusia desde el principio de la guerra-, algo sobre lo que se dijo "extremadamente preocupado", y si bien "todo el mundo está de acuerdo con el principio", su concreción "está llevando demasiado tiempo".

Justo antes, en la misma tarde del jueves, el Consejo de Seguridad celebró otra reunión, esta vez a puerta abierta, pedida por Moscú para volver a denunciar un supuesto programa de armas biológicas que asegura que han desarrollado de forma conjunta los Gobiernos ucraniano y estadounidense.

Esa acusación, que Rusia ha llevado en varias ocasiones a la ONU durante los últimos meses, ha sido desmentida una y otra vez por Kiev y Washington, que explican que las instalaciones que señala Moscú no son más que centros para investigar enfermedades.

“Todos sabemos que estas acusaciones son puras fabricaciones, presentadas sin un atisbo de prueba”, recalcó hoy la embajadora estadounidense, Linda Thomas-Greenfield.

Naciones Unidas, por su parte, ha confirmado que no hay constancia de ningún programa en Ucrania del tipo que denuncia Rusia.

Hoy, Washington y sus aliados denunciaron la convocatoria hecha por Rusia como una pérdida de tiempo y como un intento de desinformar a la opinión pública.

El embajador ruso, Vasili Nebenzia, confirmó por su parte que su delegación ha preparado un borrador de resolución que ordenaría una investigación internacional sobre ese supuesto programa de armas biológicas, pero que a priori no tiene visos de contar con los apoyos necesarios.

(c) Agencia EFE