El antes y después de la Oficina Anticorrupción: "Los expedientes decoraban la puerta de los baños"

LA NACION

"Nos daba vergüenza recibir en un lugar inadecuado a visitantes internacionales y misiones oficiales", Laura Alonso.

Laura Alonso sacó a relucir sus aptitudes organizativas al mostrar a través de un breve hilo de Twitter, la remodelación que llevó a cabo en la Oficina Anticorrupción.

La titular de la secretaría cuyo fin es evaluar las acciones del Ejecutivo y prevenir hechos de corrupción, recopiló imágenes tomadas en el momento en que asumió en 2015 junto con fotos actuales de la oficina. Y la diferencia es notoria.

"Cuando llegué a la OA en 2015 me preocupé por conseguir un edificio nuevo y adecuado. Se equipó completamente a nuevo. Les dejo las fotos para cuando les quieran vender mentiras", escribió la funcionaria, en tono confrontativo.

"Los expedientes decoraban la puerta de los baños. Eso era la OA en 2015. Así tenían a los profesionales trabajando. Nunca vi tanto desprecio por las personas", expuso, y graficó con imágenes de pilas de expedientes que llegaban hasta el techo de la oficina.

Además, aseguró que gracias a su gestión, la Oficina Anticorrupción pudo disponer de un edificio propio por primera vez en sus 20 años en funciones.