Ofician misa por los 56 migrantes fallecidos en Chiapas

·3  min de lectura

EL REFUGIO, Chis., diciembre 18 (EL UNIVERSAL).- El arzobispo de Tuxtla Gutiérrez, Fabio Martínez Castilla, ofició la tarde de este sábado una misa en memoria de los 56 migrantes fallecidos el pasado jueves 9 de diciembre en esta colonia de Chiapa de Corzo, donde vecinos mantienen un altar con veladoras, flores y rezos.

Después de la ceremonia eucarística, celebrada a unos metros del puente peatonal donde se proyectó el tráiler con más de 160 migrantes, el arzobispo y los devotos colocaron en el área una efigie de la virgen de Guadalupe "como patrona de los migrantes".

Ante más de cien feligreses que se congregaron en un espacio al aire libre, Martínez Castilla expresó que "hoy, todos somos invitados, desde el más pequeño hasta el presidente de la República a amar y cuidar la vida, a respetar la dignidad y la vida de toda persona, de la nación de donde sea y de ls edad que tenga".

"Somos invitados también nosotros como chiapanecos y mexicanos a ser solidarios con el hermano migrante y también el migrante es invitado a ser respetuoso con la dignidad de la persona local", expresó el prelado.

Indicó que el lugar donde murieron los migrantes, la mayoría originaria de Guatemala, será un sitio de oración y se ha programado que sea los días 9 de cada mes cuando se realicen misas, rosarios o rezos para que la tragedia no sólo sea recordada por un año, sino por siempre.

Entrevistado al término de la misa, el religioso pidió a las autoridades "que se realice una investigación seria y profunda y hay que ir a las raíces, porque si no, no habrá solución y en las raíces se van a encontrar corrupción y quiénes son los que se benefician de la paga".

"Se dice que cada migrante paga más o menos 10 mil dólares y por eso hay buena paga. Supongan que den en cada reten unos 30 mil o 40 mil dólares", cuestionó. Más aún, señaló que existe "toda una estructura de corrupción para aprovecharse de la situación para enriquecerse injustamente".

Al intervenir, el sacerdote Gilberto Hernández García, responsable de la Pastoral Social en la arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez y director de Cáritas, indicó que ningún migrante que pasa por Chiapas lo hace por ganas de hacerlo, sino porque es necesario., "No les queda de otra", enfatizó.

Lamentablemente, crítico, "somos el estado que más viola los derechos humanos de los migrantes; de lo que es Chiapas y Tamaulipas son los que registran la mayor cantidad de extorsión, secuestros, asesinatos y violaciones". Existe, dijo, una crisis de migración no organizada, no regulada en el país, sobre todo en la frontera sur.

"En Tapachula y la zona hay miles de hermanos migrantes que están atorados que no pueden avanzar, que no se han creado condiciones para que puedan ser ayudados", expuso.

Hernández García señaló además la responsabilidad de las autoridades en el accidente del tráiler con migrantes. "Cómo es posible que un tráiler de esas dimensiones pueda pasar desapercibido, dónde están las autoridades, dónde están las corrupciones, dónde están los cómplices de estas situaciones", cuestionó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.