Oficialistas y oposición se disputan la victoria en 20 municipios georgianos

·2  min de lectura

Tiflis, 30 oct (EFE).- El partido oficialista de Georgia, Sueño Georgiano, y la principal fuerza opositora, Movimiento Nacional Unido (MNU) se disputan hoy la victoria en 20 municipios, entre ellos en la capital, Tiflis, en la segunda vuelta de las elecciones municipales.

En la primera vuelta, celebrada el pasado día 2, el partido gobernante, que dirige el país desde 2012, se impuso en 44 de los 64 municipios, pero no logró más del 50 % del voto necesario para repetir mandato en la Alcaldía de Tiflis y otras grandes ciudades, como Batumi, Zugdidi, Kutaisi y Poti.

En la primera vuelta en la capital el alcalde en funciones, Kaja Kaladze, obtuvo el 45 % frente al 34 % que consiguió el líder del MNU, Nikanor Melia.

El partido gobernante acude a la segunda vuelta bajo el lema "Llevaremos la victoria hasta el final".

En total más de 3,5 millones de votantes están llamados a las urnas en 1.830 colegios electorales.

En esta segunda vuelta los candidatos a alcalde tienen que obtener mayoría simple para ganar.

Las elecciones son observadas por 1.100 extranjeros.

La participación en la primera vuelta fue de casi el 52 %.

El Gobierno espera que la jornada se celebra en calma después de que los comicios del pasado día 2 estuvieran marcados por la confrontación entre Sueño Georgiano y el MNU tras la detención un día antes del expresidente georgiano Mijaíl Saakashvili (2004-2013), quien es el fundador del principal partido opositor y quien estaba huido de la Justicia tras ocho años en el exilio.

"Nuestro objetivo es celebrar elecciones libres, transparentes y justas en un entorno seguro", dijo el primer ministro georgiano, Irakli Garibashvili.

Saakashvili, que era antes de su detención jefe del Comité Ejecutivo de Reformas de la Presidencia de Ucrania tras recuperar en 2019 la ciudadanía ucraniana, instó a su vez a sus partidarios a votar por su partido.

El exmandatario se encuentra en la prisión de Rustavi. a 25 kilómetros al sureste de Tiflis, y lleva casi un mes de huelga de hambre en protesta a su encarcelamiento.

El fundador del MNU fue condenado en 2018 en ausencia a tres y seis años de cárcel por corrupción y abuso de poder. También afronta otros cargos que pueden acarrearle hasta 11 años de prisión, entre ellos cinco por la entrada ilegal en Georgia el 29 de septiembre.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.