Oficialismo chileno mantiene control de Cámara de Diputados

SANTIAGO (AP) — El oficialismo izquierdista chileno retuvo el lunes la presidencia de la Cámara de Diputados, lo que le permitirá mantener el control de las comisiones de diputados para asegurar celeridad en la tramitación de los principales proyectos de ley del presidente Gabriel Boric.

Para Boric era vital que la presidencia de las comisiones, cuyos líderes agendarán sus diversos proyectos, entre ellos el que impulsará una reforma tributaria con la que busca obtener un 4,0% del Producto Interno Bruto para financiar la mitad de su programa de gobierno con recursos que provendrán, entre otros, de mayores impuestos a las grandes empresas mineras y de un gravamen a la riqueza.

En una reñida votación, el oficialismo eligió a Vlado Mirosevic, del centroizquierdista Partido Liberal, una pequeña colectividad gobiernista que tiene tres de los 155 diputados de la cámara. Fue electo en segunda vuelta con 77 votos, frente a los 73 obtenidos por Miguel Ángel Calisto, representante de la oposición derechista. El oficialismo también ganó la primera y segunda vicepresidencia.

Uno de los votos para Mirosevic fue emitido por el izquierdista Jorge Brito, quien interrumpió su licencia médica por problemas a la columna y llegó a la sede de la Cámara apoyado en muletas.

La oposición, si ganaba, había amenazado con forzar un cambio en las presidencias de las comisiones para instalar a diputados del populista Partido de a Gente (PDG), a cambio de todos o algunos de seis votos. También negoció con el centroizquierdista Partido Demócrata Cristiano (PDC), que tiene siete sufragios, los que también trató de conseguir el gobierno.

Las comisiones analizan en detalle los diversos proyectos de ley y luego envían sus conclusiones al pleno de la cámara para que vote su admisión, rechazo o modificación.

Mirosevic fue el sustituto de la diputada comunista Karol Cariola, cuyo partido retiró su postulación luego que el PDC y el PDG desconocieron un acuerdo administrativo de marzo último, que dividió la presidencia de la cámara entre los diversos sectores oficialistas, pacto del que fue excluida la oposición.

Cariola, una de las figuras de mayor peso del Partido Comunista, perdió votos porque fue la vocera del oficialismo en la campaña electoral para aprobar una constitución refundacional que, finalmente, fue rechazada por el 62% del electorado en un plebiscito el 4 de septiembre último. Sin embargo, Mirosevic también fue vocero de la opción oficialista.

Boric, cuya aprobación es de un 25%, sufrió una fuerte derrota con el rechazo del proyecto constitucional y necesita recomponer fuerzas frente a la tramitación de sus proyectos de tributos y pensiones en el congreso, donde ni el oficialismo ni la oposición tienen mayoría, lo que lo obligará a negociar, especialmente con los partidos pequeños y con independientes para lograr sus votos.