El oficialismo cayó en Australia luego de nueve años; ahora el poder pasa al Partido Laborista

Scott Morrison reconoció la derrota en los comicios federales australianos este sábado tras las primeras estimaciones que arrojaron una caída irrevocable. "Le deseo lo mejor a Anthony Albanese y al Partido Laborista", expresó a sus seguidores en Sidney.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.