El oficialismo busca poner a Macri en el centro del ring electoral

·3  min de lectura
El presidente Alberto Fernández saluda a Sergio Massa durante un acto en Berazategui.
El presidente Alberto Fernández saluda a Sergio Massa durante un acto en Berazategui.

El oficialismo encontró, finalmente, una forma de unificar la campaña electoral que lucía descoordinada, sobre todo en la provincia de Buenos Aires. Lo hizo a partir de una declaración de Mauricio Macri, que fue tomada y replicada por los referentes del Frente de Todos para arremeter contra el expresidente y ubicarlo en el centro del ring político, pese a que no será candidato en las PASO del 12 de septiembre.

Con ese objetivo de fondo desfilaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y el jefe del bloque Máximo Kirchner en distintos actos en territorio bonaerense. Se trató de una estrategia conjunta, pergeñada en la Casa Rosada minutos después de que Macri ofreciera una entrevista a una radio cordobesa y afirmara que el peronismo gobernante “o cambia o se va a tener que ir”.

Padrón Electoral 2021: dónde voto en las PASO y en las generales

“ Si nos encontramos con que una mayoría de los argentinos decimos basta, eso va a generar una recuperación de la esperanza. Un aire nuevo el lunes (tras los comicios del domingo 12). O cambian o se van a ir, con el tiempo se van a tener que ir porque han perdido el apoyo”, reflexionó Macri en tren de campaña en una provincia que, como Córdoba, resulta favorable a Juntos por el Cambio.

El que primero decodificó esa declaración como “antidemocrática” fue Cafiero. “Es muy grave que hable de interrumpir un mandato constitucional . Espero que los partidos que compiten en libertad se expresen con firmeza”, escribió en su cuenta de Twitter. Luego advirtió: “Debería ser alarmante para todas las fuerzas políticas que estamos compitiendo que deberían repudiar esos dichos porque atacan a la democracia”.

El propio Macri le contestó a Cafiero en otra entrevista que dio en Córdoba, en un canal de televisión. “¿Ese disparate dijo? Ya he dicho que es un hombre limitado y busca agua donde no la hay. Nosotros creemos realmente en el voto de los argentinos”, replicó el exmandatario.

Pero no fue solo Cafiero el que cuestionó a Macri. Durante un acto que compartió con el presidente Alberto Fernández en Berazategui, tomó la posta Sergio Massa. “No nos van a sacar de ningún lado Presidente”, sostuvo y agregó: “Mientras él llama a destituir al Gobierno, nosotros llamamos a que después de la elección haya políticas de Estado y se sienten a la mesa como una oposición seria y responsable” .

La misma línea siguió Máximo Kirchner en sendos actos de los que participó ayer en Lomas de Zamora y Vicente López. “Le pido que recupere el centro, que se tranquilice, que baje un cambio, que tenga un poco de autocrítica, porque gobernó muy mal y eso lo llevó a ser el primer presidente que se presentó y no ganó una reelección”, afirmó. Y aconsejó: “Es importante que recupere el eje porque hay quienes se sienten representados por él”.

Máximo Kirchner junto a Victoria Tolosa Paz, Axel Kicillof y Sergio Palazzo en Vicente López.
Prensa Frente de Todos


Máximo Kirchner junto a Victoria Tolosa Paz, Axel Kicillof y Sergio Palazzo en Vicente López. (Prensa Frente de Todos/)

Al “carrousel” de declaraciones contra Macri se subió también la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza. “Creo que debería manifestarse y saber qué piensa (Facundo) Manes de estas afirmaciones; y qué piensan (Diego) Santilli, (Horacio) Rodríguez Larreta y (María Eugenia) Vidal, porque Macri es el jefe de todos ellos” , sentenció.

Hasta el momento, la campaña del Frente de Todos no había exhibido el nivel de coordinación discursiva que alcanzó ayer con la réplica orquestada contra las declaraciones de Macri. Incluso el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi, escribió en Twitter: “¿Algo así como el Capítulo 2 del ‘que se muera el que se tenga que morir’?” . El funcionario aludió a la supuesta frase que Fernández le adjudicó al líder opositor al comienzo de la pandemia de Covid-19.

La necesidad del Gobierno de mostrarse como la contracara de Macri en el tramo final de la campaña hacia las PASO fue motivada en el recuerdo de la victoria fundacional del Frente de Todos en 2019, donde la imagen negativa del expresidente en el Conurbano tuvo una alta incidencia electoral. Tal vez por eso, el oficialismo busca traerlo a la campaña bonaerense pese a que Macri salió de gira por el interior del país.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.