Oficiales de la embajada de EEUU visitan a Griner en prisión

RUSIA-GRINER (AP)
RUSIA-GRINER (AP)

Oficiales de la Embajada de Estados Unidos en Moscú visitaron a la estrella de la WNBA Brittney Griner en prisión el jueves, semanas después de que una corte rusa rechazó la apelación de sentencia a nueve años de prisión por posesión de drogas.

El portavoz del Departamento de Estado Ned Price indicó en un mensaje en Twitter que los representantes estadounidenses “vieron de primera mano la tenacidad y la perseverancia a pesar de las circunstancias”.

Price indicó que la administración del presidente Joe Biden continua presionando para la liberación inmediata de Griner y Paul Whelan, quien fue sentenciado en 2020 a 16 años de cárcel en Rusia por cargos de espionaje y que él y su familia aseguran son falsos, y el “trato justo de los detenidos estadounidenses".

La secretaria de prensa de la Casa Blanca Karine Jean-Pierre indicó que Griner “está bien considerando las circunstancias” y que la administración está trabajando para “resolver la detención injusta e inaceptable de Griner y Whelan".

Griner fue sentenciada en agosto después de que la policía encontró cartuchos de vaporizador que contenían aceite de cannabis en su maleta en el Aeropuerto Sheremetyevo de Moscú. Fue arrestada en febrero durante el incremento de las tensiones entre Washington y Moscú, y días antes de que Rusia enviara tropas a Ucrania. En ese momento Griner regresaba a jugar con su equipo ruso durante el receso de campaña de la WNBA.

Admitió en el juicio que tenía los cartuchos en su maleta, pero testificó que los empacó de prisa y no tenía ninguna intención criminal. Sus abogados calificaron el castigo de excesivo.

Estados Unidos califica a Griner y Whelan como detenidos injustamente e intentan negociar con Rusia su liberación. El secretario de Estado Antony Blinken dijo este verano que Estados Unidos presentó una “propuesta sustancial” a Rusia para traer a ambos de vuelta a casa.

Una persona que tiene conocimiento de la oferta dijo que Estados Unidos quiere intercambiar a Whelan y Griner por el traficante de armas ruso Viktor Bout.

No hay señales visibles de que las negociaciones avancen.

Jean-Pierre le dijo a los reporteros que viajaban con el presidente a Nuevo México, que “a pesar de la falta de buena voluntad en las negociaciones por parte de Rusia, el gobierno de Estados Unidos sigue dando seguimiento a la oferta y proponen posibles alternativas para avanzar a través de todos los canales. Esto sigue siendo prioritario".