Solo en Off: el 5 de Racing que acompaña a Ferraresi y el encuentro imposible con Alberto Fernández en la cancha de Argentinos

Jorge Liotti
·2  min de lectura

Un vocero todoterreno

El desembarco de Jorge Ferraresi en la Casa Rosada fue acompañado por un dato que llamó que la atención para quienes son fanáticos del fútbol. Junto al designado ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat estaba Hugo Lamadrid, un recordado número 5 de Racing en las décadas del 80 y del 90. El exfutbolista fue vocero del intendente de Avellaneda y ahora también se trasladará con él a sus nuevas funciones. Después de dejar el deporte Lamadrid se dedicó a la producción de espectáculos, escribió un libro sobre la realidad que viven los jugadores de fútbol, estudió periodismo y mantuvo un rol muy activo en las redes sociales. También se postuló sin éxito a la presidencia de Racing en 2017. Ahora tendrá la difícil tarea de comunicar una gestión que el presidente Alberto Fernández aspira a potenciar y darle mayor volumen político. Un desafío difícil, como cuando tenía que controlar el medio campo "académico".

Alberto Fernández en el estadio de Argentinos Juniors
Fuente: LA NACION

Lejos en la cancha de Argentinos Juniors

El presidente Alberto Fernández asegura que hasta hace poco no conocía demasiado a Jorge Ferraresi, y que se acercó a él a partir de los datos positivos de su gestión que le acercaban otros intendentes. "La única referencia directa que tenía de él era porque era de Argentinos Juniors como yo", comentó entre sus íntimos. Si bien sabía que iba habitualmente a la cancha a ver a su equipo, nunca se cruzaron. "Es que él va a la popular, es un hincha auténtico; yo voy a la platea", confesó el Presidente. Esta semana, en medio de las definiciones por el nuevo cargo, compartieron angustias después de la derrota del "bicho de la Paternal" contra Aldosivi de Mar del Plata.

Fuente: Archivo
Fuente: Archivo

Un consuelo para Bielsa

El intento por hacer equilibrio del presidente Alberto Fernández en el Frente de Todos tiene ejemplos muy curiosos. Es capaz de esforzarse por no disgustar incluso a aquellas figuras que ya no tienen ningún respaldo, político. Con la salida de María Eugenia Bielsa volvió a verse esta faceta. No solo la elogió en público a pesar de que su gestión fue duramente criticada por propios y extraños, sino que además le ofreció un nuevo cargo: embajadora ante la Unesco, el lugar que ocupó hasta su muerte Fernando "Pino" Solanas. Bielsa aún no respondió al Presidente si aceptaba, aún movilizada por la decisión de desplazarla.