Ofensiva de los gobernadores para que el Gobierno impulse la suspensión de las PASO de 2021

Jaime Rosemberg
·3  min de lectura

"Hoy no es momento de discutirlo, pero los que no quieren son los gobernadores", reflexionaba un importante vocero del Gobierno, con la protesta de los trabajadores aeronáuticos como ruidoso telón de fondo en la Casa Rosada. Al igual que la semana pasada, gobernadores peronistas y de la oposición reiteraron que la crisis económica y la pandemia son motivos suficientes para plantear la suspensión de las PASO provinciales y nacionales, previstas para agosto de 2021. Y anticiparon, como en el caso del riojano Ricardo Quintela, que se organizarán para llevar un planteo concreto en ese sentido al presidente Alberto Fernández.

"Creemos necesario evitar internas y no perder un año más con un proceso de proceso de elección que nos pide tiempo y dinero que queremos destinar a lo más importante: la gente", dijo Quintela esta mañana en declaraciones radiales. En la misma línea, el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, afirmó a LA NACION que "las PASO son una encuesta carísima: es la política la que tiene que definir sus propios candidatos".

Nace la "Mesa de Enlace" de las Fuerzas Armadas, de seguridad y policiales, con intención de incidir en política

El "pionero" de la suspensión de las PASO, el sanjuanino Sergio Uñac, se reunió este mediodía en el Congreso con el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y según fuentes parlamentarias la eventual suspensión de las PASO de agosto fue uno de los temas de la conversación.

Los peronistas Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manzur (Tucumán) y Gustavo Sáenz (Salta) fueron otros de los mandatarios que ya tomaron postura pública contra las PASO. Desde la UCR, el correntino Gustavo Valdés dejó trascender su disposición a conversar sobre una eventual suspensión, mientras en la Casa Rosada cuentan también con sus pares Rodolfo Suárez (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy), si es que finalmente se decide impulsar la suspensión en el Congreso, que debe ser aprobada con mayoría simple en ambas cámaras.

En el Gobierno aseguran que la decisión "aún no fue tomada", aunque consideran que las demandas de los gobernadores son "atendibles". "Las elecciones de octubre nos van a costar $12.000 millones, pero las provinciales las pagan los gobernadores. Por eso no las quieren", se sinceró otro funcionario nacional. Desde el Ministerio de Salud que encabeza Ginés González García ponen reparos y dudan sobre la factibilidad de una elección como las PASO "que hay que definir en mayo o junio, y no se sabe si en esa fecha estarán todos vacunados o no".

Claro que los partidos que integran Juntos por el Cambio (Pro, UCR y la CC-ARI de Elisa Carrió) se manifestaron en contra de la iniciativa y criticaron con dureza el "cambio de reglas" que propone el Poder Ejecutivo. Desde algunas provincias, Catamarca es una de ellas, prometen escuchar la contrapropuesta de la oposición, que desde algunos sectores promueve la implementación de la Boleta Única papel, como la que rige en Santa Fe.

Las razones por las que peligra la tregua entre la CGT y el Gobierno

"Nuestra prioridad hoy es gobernar y atender la pandemia", dijo Quintela, portavoz de sus pares en una iniciativa que parece ir subiendo de tono a medida que se acerca la fecha de las definiciones.