Ofelia Fernández denunció a un legislador de Javier Milei que la maltrató varias veces en las redes sociales

·2  min de lectura
s
s

La jura de los diputados porteños electos en noviembre tuvo un momento de mucha tensión. Fue cuando Ofelia Fernández, la legisladora del Frente de Todos, pidió la palabra para plantear una “cuestión de privilegio”, para hablar de algo que estaba fuera del temario de la convocatoria.

Cuando le habilitaron el micrófono, la legisladora denunció a uno de sus pares que acababa de asumir, por haberla denigrado “al menos 10 veces” por redes sociales. El acusado es Leonardo Saifert, de la Libertad Avanza, el partido de Javier Milei. Fernández también apuntó contra un grupo de “Libertarios” que el día anterior la había insultado al salir de la Legislatura.

La diputada porteña pidió que estas agresiones sean evaluadas por sus colegas legisladores en comisión, moción que fue apoyada por todos los bloques, a excepción de La Libertad Avanza y Consenso Federal.

“Podemos tener diferencias, pero no vamos a permitir la violencia contra las mujeres”, dijo Roy Cortina, del Partido Socialista y aliado de Vamos Juntos.

En su discurso Fernández advirtió: “Quiero pedir una cuestión de privilegio, porque es el primer día de algunos y quiero que un límite a la violencia quede establecido desde el principio”.

“Yo ayer salí de esta Legislatura y un grupo de Libertarios me agredió un buen rato mientras yo solamente seguía caminando”, dijo Fernández y agregó: “Así como hoy asume un diputado que me ha dicho ‘gorda hija de puta incogible’ en más de diez oportunidades, entre muchas otras cosas”.

Fernández hizo una pausa y siguió: “Bienvenidos a la Legislatura. Miren, esto no es Twitter. Hay reglas, hay sanciones. Yo no pienso ser su víctima. No tengo problema en ser su enemiga y en demostrar insistentemente que para mí lo que le vienen a proponer a la sociedad, está mal”.

“Pero lo voy a hacer hablando exclusivamente de política y, a diferencia tuya, que no voy a decir tu nombre porque tengo bastante más trascendencia que vos y regalos no hago, lo voy a hacer en tu cara. Como lo estoy haciendo ahora”, dijo Fernández, que señaló con el dedo a Saifert y siguió: “Pido que pidan disculpas y, si es posible, que le digan a sus militantes que venir de a cuatro a la puerta del lugar en el que trabajo, no es de plantados, ni de fuertes, es de bastante cagones. Disculpenmé la expresión”.

Tras las reacciones que generó la revelación de Fernández, Saifert cerró su cuenta de Twitter, donde también había mensajes xenófobos y discriminatorios.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.