La OEA se prepara para retomar sesión sobre Venezuela tras suspensión

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, el 24 de febrero de 2017 en Washington (AFP/Archivos | Brendan Smialowski)

La Organización de Estados Americanos retomó este lunes una sesión extraordinaria sobre la crisis en Venezuela, en una decisión insólita que dejó de hecho sin efecto la suspensión ordenada por la presidencia boliviana del Consejo Permanente.

Con la ausencia tanto del representante boliviano, Diego Pary, como del embajador de Haití -que ostenta la vicepresidencia-, el embajador más antiguo, el hondureño Leonidas Rosa Bautista, se prestó para dirigir la reunión, aplicando el artículo 6 del reglamento.

"Doy por abierta esta sesión del Consejo Permanente", declaró Rosa, tras confirmar la presencia de 20 países miembros en la sala Simón Bolivar en la sede de la OEA, en Washington.

Los países iniciaron la sesión tras un breve receso para notificar a Bolivia y demás países.

El grupo de 20 países, al igual que el secretario general, Luis Almagro, habían solicitado la reunión, imprimiendo carácter de urgencia, ante la crisis generada por la decisión del máximo tribunal de Venezuela de atribuirse facultades legislativas y retirar la inmunidad a los parlamentarios, en fallos luego parcialmente anulados.

Bolivia, que asumió formalmente este lunes la presidencia temporal del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, suspendió la reunión en la mañana del lunes, argumentando que no había sido propiamente consultada y denunciando "imposiciones".

Pero el asesor jurídico de la OEA, Jean Michel Arrighi, explicó que la convocatoria se hizo conforme a la normativa y que, a pesar de la ausencia de Bolivia, existía el quorum necesario (al menos 12 Estados) para iniciar la sesión.