La OEA abre su Asamblea General en Lima en tiempos difíciles

Cris BOURONCLE AFP

La lucha contra la discriminación, Nicaragua, la migración venezolana y la guerra en Ucrania prometen acaparar los debates de la Asamblea General de la OEA, el principal foro político en las Américas, que empieza este miércoles en Lima.

"El tema de la Asamblea es importantísimo: contra la desigualdad, contra todo tipo de discriminación", dijo el secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, quien abrirá la cita en la tarde junto al presidente de Perú, el izquierdista Pedro Castillo.

Al cónclave de tres días de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se efectuará en el Centro de Convenciones de Lima, se sumará el jueves el jefe de la diplomacia estadounidense, Anthony Blinken.

La Asamblea tiene lugar en "un momento difícil en términos de la acumulación de problemas" y de desconfianza de países latinoamericanos hacia Estados Unidos, según Manuel Orozco, del centro de estudios Diálogo Interamericano en Washington.

"Blinken sabe que los países de la región se han distanciado de Estados Unidos, en parte porque este país tampoco ha sido proactivo en la región en los últimos años", dijo Orozco a la AFP.

Para Blinken "el objetivo es reconstruir confianza con acercamiento a varios países, como Colombia, Perú, Chile [que visita este miércoles], y tratar de identificar muestras de confianza trabajando en tareas comunes", añadió.

"No confío en la OEA"

Los cancilleres americanos debatirán en Lima diversos proyectos de resolución y declaración, principalmente sobre Nicaragua y la situación de seguridad en Haití.

También discutirán sobre la migración venezolana y la invasión rusa a Ucrania, conflicto que causa dolores de cabeza en Washington y amenaza la seguridad alimentaria en América Latina.


Leer más sobre RFI