Con un odio real y un deseo de guerra, Masvidal y Covington resolverán sus diferencias en la jaula

·3  min de lectura

Con un odio real y un deseo de batalla legítimo, Jorge Masvidal y Colby Covington se encerrarán en un jaula a resolver sus diferencias. La pelea, largamente esperada por los fanáticos de la UFC, será la cita estelar de una cartelera de Pago Por Ver el 5 de Marzo desde Las Vegas, donde no estará en juego ningún título, pero que desde ya se augura como un éxito en todo sentido.

El anuncio por parte de la UFC da un vuelco tremendo a la programación de la empresa que también movió dos peleas de título mundial para el 9 de abril: los choques de peso pluma entre el campeón Alexander Volkanovski y el Korean Zombie y la pelea de categoría ligera entre Aljamain Sterling y Pert Yan.

Masvidal aseguró hace unos días que estaba fuera de la lista de lesionados y que nadie quería firmar un contrato para pelear contra él. Entre los nombres que citaba se encontraba el de Covington, pero eso es exactamente lo que está buscando el “Caos’’: un enfrentamiento contra su antiguo amigo.

Después de su derrota en noviembre ante el campeón Kamaru Usman, Covington se había incorporado al gimnasio de MMA Masters en Miami para una próxima pelea que por ese entonces se rumoraba podría ser contra el hijo pródigo de la Capital del Sol.

“Esta es una pelea que tiene que darse’’, había comentado el profesor de striking de Covington, César Carneiro. “Sé que el público la quiere mucho. Es una pelea que va a vender mucho. Yo como entrenador y como fanático quiero ver esa pelea. Hay mucha plata ahí para todos, para ellos dos principalmente. Tienen una historia para ser una telenovela’’.

El Gamebred estaba programado para pelear contra Leon Edwards a principios de este mes en la UFC 269, pero una lesión en las costillas lo obligó a abandonar la parrilla de una de las mejores carteleras que se recuerde en el 2021 con la victoria de Julianna Peña sobre Amanda Nunes y la de Chales Oliveira contra Dustin Poirier.

Recientemente, Masvidal retó a varios luchadores, incluidos Jake Paul, Conor McGregor y Colby Covington, en un video en su canal de YouTube, donde se le podía ver esquiando en montañas y donde dejaba entrever que ya estaba listo para regresar a la acción.

“Para la pequeña perra que vende whisky barato Conor [McGregor], para el frágil hijo de puta que siempre se está rompiendo la cara [Colby Covington], todos ustedes, perritos, pueden conseguirlo, hombre. Para el que está en Inglaterra y estaba hablando mierda, tú también, hombre [Leon Edwards]. Vamos, uno de ustedes firma la línea punteada. Vamos. Sí, voy a avergonzarlos y dejarlos fuera de combate’’.

Alguna vez fueron buenos amigos, compartieron cuarto y gimnasio en el American Top Team de Coconut Creek, y en no pocas ocasiones se les vio juntos siempre en rodeados de un respeto que parecía sincero, pero esa relación se fue agriando con el paso del tiempo y hoy es un verdadero campo de batalla.

Lo cierto es que desde su derrota ante Usman en la UFC 268, Covington retó a Masvidal para su próxima pelea e incluso le dijo a “Gamebred’’ que se retirara de su choque previsto para la UFC 269 contra Leon Edwards.

Por supuesto, Masvidal debió abandonar ese combate contra el inglés debido a una lesión en las rodillas, pero Covington quiere enfrentar al Gamebred por el cinturón de BMF en Miami.

“Vuelve a poner ese maldito cinturón de BMF en la maldita línea. Todo el mundo sabe quién es el hijo de...más malo en este deporte’’, dijo Covington a Submission Radio. “Es Colby ‘Chaos’ Covington. Saca ese maldito cinturón y hagamos The Ultimate Fighter, lo que sea, grabar durante cuatro semanas, seis semanas, ocho semanas y llevar a cabo esta pelea en Miami. Que tiene sentido’‘.

No será en Miami, pero en Las Vegas vale igual.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.