Qué ocurre con los hijos de yihadistas del grupo Estado Islámico que regresan a Francia

AFP - DELIL SOULEIMAN

París repatrió el martes 24 de enero a 15 mujeres y 32 niños detenidos en un campo de yihadistas en el noreste de Siria. Se trata de un tercer retorno importante desde el pasado mes de julio. Las mujeres, que se habían unido al grupo Estado Islámico, fueron entregadas a los tribunales y separadas de sus hijos. Claire Paucher, juez de menores de Bobigny (suburbios de París), explica cómo es la reinserción de estos niños.

Por Murielle Paradon

RFI: ¿Qué ocurre con estos niños una vez que regresan a Francia?

Claire Paucher: Cuando estos niños llegan a Francia, son separados de sus padres, que son puestos bajo custodia policial. Los niños son enviados por el fiscal a la asistencia social a la infancia, que es un servicio departamental. Después, el organismo de protección de la infancia suele derivarlos a una familia de acogida.

¿Por qué estos niños no son confiados directamente a los abuelos, a las familiares más lejanos, que llevan muchos años pidiendo acogerlos?

No hay nada en la ley que lo prohíba, pero en la práctica, la mayoría de las veces, optamos por realizar previamente medidas de investigación educativa para evaluar mejor la solicitud de los abuelos y su posibilidad de acogida, y también para conocer mejor la historia familiar y poder pensar realmente en un proyecto a más largo plazo para el niño.

¿Pueden ver a sus hijos los padres, que a menudo van al centro de detención?

Si a estos niños les interesa ver a su madre, podrán hacerlo en el marco del derecho de visita con un intermediario. Después, se trata evidentemente de la evaluación del caso por el juez de menores que se ocupa del caso.


Leer más sobre RFI Español