El Ocean Viking transporta 118 migrantes tras dos rescates en el Mediterráneo

Agencia EFE

Roma, 26 jun (EFE).- El buque Ocean Viking, de la ONG francesa SOS Mediterranée, lleva a bordo 118 personas después de dos rescates en 24 horas en aguas cercanas a Malta e Italia, según informó la organización en redes sociales.

En una primera operación el Ocean Viking rescató a 51 personas, incluida una mujer embarazada, de un bote de madera en peligro, mientras que en otra actuación salvó a otros 67 migrantes que viajaban en una barcaza localizada horas antes por el avión de avistamiento humanitario Moonbird.

Los migrantes rescatados en la primera operación habían llamado previamente al número de emergencia de Alarm Phone, alertando de que el agua estaba empezando a entrar en la barcaza.

Todas las personas a bordo fueron sometidas a un examen médico y su salud "se está monitoreando continuamente" por el equipo sanitario del barco humanitario, según explicó SOS Mediterranée en Twitter.

En esta red social el coordinador de operaciones de la organización, Nicholas Romaniuk, alertó de la "urgencia real" que se vivía en el Mediterráneo a pesar de la pandemia de coronavirus, ya que "continúan los naufragios y las pérdidas de vidas".

Otro barco de rescate, el Alan Kurdi, de la ONG alemana Sea Eye, puede volver a navegar a partir de hoy después de estar bloqueado por las autoridades italianas en el puerto de Palermo (Sicilia, sur), desde el 5 de mayo.

La ONG anunció en un comunicado que la nave se dirige ahora hacia España, después de un acuerdo alcanzado el pasado 10 de junio con la guarda costera italiana que permite al Alan Kurdi abandonar el país.

"Estamos agradecidos a las autoridades españolas y alemanas por ayudar a liberarnos de este devastador control", afirmó el responsable de la organización, Gorden Isler.

Según refiere la ONG, tanto España como Alemania han dado el visto bueno a que el Alan Kurdi se dirija ahora hacia la costa española.

Italia había bloqueado a la nave por detectar "importantes deficiencias de seguridad", aunque desde Sea Eye consideran que esta detención fue ilegal, basándose en el testimonio del experto en derecho marítimo de la Universidad de Hamburgo, Valentin Schatz.

Según Schatz, el Gobierno italiano no podía aplicar unos requisitos técnicos a un barco de bandera alemana, sin considerar las exenciones a las que están sujetas las naves de rescate marítimo.

(c) Agencia EFE