Ocean Drive vuelve a abrir a los autos, crea preocupación por la seguridad de ciclistas y peatones

·4  min de lectura
Jose A Iglesias/jiglesias@elnuevoherald.com

Los turistas miraban a ambos lados mientras se tomaban selfies. La Policía ordenó a los peatones que se quedaran sobre las aceras. Y los conductores de autos deportivos exhibieron sus ruidosos motores.

Después de haber estado cerrada a los autos durante casi dos años, la mundialmente famosa Ocean Drive en South Beach volvió a abrir al tránsito el lunes, ya que la ciudad puso fin a un programa piloto de la era del COVID que cerró la vía para dar más espacio a los peatones, ciclistas y ampliar los asientos de los restaurantes al aire libre.

Los conductores ya pueden circular por un carril en dirección sur desde las calles 13 a la 5, con estacionamientos en el lado oeste. Hay una nueva ciclovía de doble sentido —pintado de verde— en el lado este. Los peatones, que han sido oficialmente relegados a la acera, pueden seguir caminando libremente por Ocean Drive entre 13 Street y 14 Place.

La reanudación —que siguió a las exigencias de algunos hoteles que argumentaban que la prohibición de los autos creaba obstáculos para sus huéspedes— no estuvo exenta de contratiempos.

El lunes por la mañana, la Policía de Miami Beach dijo que los agentes detuvieron a un conductor que chocó contra un auto estacionado y abandonó el lugar del accidente. Otro automovilista fue visto conduciendo por la ciclovía en dirección contraria en Ocean Drive antes de dar la vuelta.

“Existe la posibilidad de accidentes y que la gente no preste atención o conduzca bajo los efectos del alcohol”, dijo Nicole Pierce, turista de 49 años de Minnesota.

Con sus hoteles, clubes y cafés de estilo Art Decó, y su colorido horizonte, Ocean Drive es en cierto modo la cara internacional de Miami Beach, que aparece en las postales y recibe a grandes multitudes de turistas durante los fines de semana largos.

Pierce, que ha visitado South Beach en varias ocasiones a lo largo de los años, dijo que hacer que Ocean Drive sea totalmente peatonal la convierte en una calle más energética y social en la que todo el mundo –padres empujando cochecitos para niños, patinadores, ciclistas y corredores— puede compartir la vía. El regreso de los autos obligaría a los ciudadanos a volver a la “pequeña” acera y reduciría la vitalidad del paseo junto al mar, dijo.

“Tener esto completamente abierto, nos da espacio”, dijo. “Podemos recibir toda la cultura que hay aquí mucho más. No se siente tan abarrotado”.

Pero no todos concuerdan.

El londinense Justin Garrard, que estaba en Miami Beach por negocios, dijo que recuerda cómo era Ocean Drive antes de la pandemia, cuando había dos carriles de tránsito.

“Me sorprendió un poco cuando no se podía circular por aquí porque cuando te registras en un hotel el taxi no puede llegar a la puerta”, dijo.

Dijo que los autos —con música a alto volumen y ostentación— forman parte del atractivo de Ocean Drive. En cuanto a la seguridad, Garrard dijo que los autos parecían ir despacio el lunes y que casi fue atropellado por un ciclista que no circulaba por la ciclovía. Agregó que apoya el carril único de tránsito, o al menos un carril reservado para los taxis y los servicios de viaje compartido.

“Creo que ver todos los autos extravagantes forma parte de la experiencia”, dijo.

Matthew Gultanoff, vecino de Miami Beach y activista por la seguridad de los ciclistas, dijo que le preocupan los posibles accidentes, pero le dijeron que la ciudad planea instalar divisores de “armadillo” blancos y negros para separar los carriles para autos y bicicletas.

“Hay una gran preocupación por la reapertura de la calle a los vehículos sin ningún tipo de dispositivo de protección entre los ciclistas y los conductores, así que lo vigilaremos de cerca”, dijo.

Gultanoff dijo que si el regreso de los autos crea problemas y las autoridades municipales pueden optar por adoptar un plan alterno que asignaría una flota de minibuses para transportar a los pasajeros desde los extremos de la calle hasta sus hoteles.

“Creo que todos queremos que esto sea un éxito en el sentido de que no queremos que ocurran hechos negativos en esta calle”, dijo. “Pero si ocurre algo, confío, al igual que otras personas, en que esta ciudad tiene un plan B”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.