OCDE dispuesta a evaluar megaobras en México

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 18 (EL UNIVERSAL).- La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) está dispuesta a participar con el gobierno de México para evaluar técnicamente las llamadas megaobras como el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto Felipe Ángeles, para que los mismos funcionen correctamente.

Aseveró Roberto Martínez Yllescas, director del Centro en México para América Latina de la OCDE, quien fue cuestionado en la sede del Senado de la República sobre las críticas respecto a la inutilidad de las mega obras que impulsa el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

"Nosotros no podemos pronunciarnos en modo alguno sobre la utilidad o funcionalidad de una obra pública, además prioritaria para cualquier de nuestros países, en este caso las de México y su gobierno", dijo en entrevista.

"Entonces lo que sí hacemos nosotros es ayudar a los gobiernos a evaluar de manera técnica la mejor ejecución de proyectos o mega proyectos de infraestructura. Estaríamos encantados en recibir un llamado en este sentido, de aportar la experiencia acumulada de los que hacen obras en otros países como pare, para que entonces contribuyan en este esfuerzo de que si sucedan bien y de que si funcionen correctamente los proyectos prioritarios de infraestructura", apuntó.

El funcionario, quien asistió al Senado a la inauguración de la Exposición Fotográfica 60 Años de la OCDE: Mejores Políticas para una vida mejor y la creciente presidencia en América Latina, se refirió también a una eventual reforma fiscal en lo que resta del actual sexenio y dijo que el gobierno mexicano cuenta con la experiencia de ese organismo en caso de que impulse la misma.

Subrayó que hay una buena comunicación con el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, quien "participa en varias de las discusiones de alto nivel de la OCDE y sabe que cuenta con todo el conocimiento de la OCDE en materia fiscal para que nos tome palabra y en lo que considere el secretario de Hacienda".

Sobre la prueba Pisa, dijo que la OCDE la promueve en más de 100 países, "nosotros no supimos de ningún amago del gobierno mexicano, supimos de un rumor y por ello emitimos un comunicado, pero no le teníamos como algo confirmado", pero afortunadamente el presidente López Obrador aclaró que no era cierto que México ya no la aplicaría.

Por otra parte, se refirió a la labor de la OCDE frente a las críticas de que impulsa el neoliberalismo en el mundo.

"Nada más inexacto, pero se comprende que en algunas partes se le perciba como un organismo parecido a los que condicionan la ayuda financiera. No somos eso. Somos un centro de pensamiento y de acción. Por lo tanto, no podemos estar cómodos cuando se señala, de manera inocente por parte del público, si la OCDE es o no un organismo de orientación ideológica neoliberal", argumentó.

“La OCDE desde hace más de dos décadas a volcado sus esfuerzos al análisis y la promoción de políticas de inclusión, además basándose en nuevas vetas de investigación sobre cómo ha aumentado de manera alarmante en todo el mundo la desigualdad, las desigualdades de ingreso, de género entre hombres y mujeres y la OCDE se ha dedicado a ver como esas desigualdades son una traba para el crecimiento y en ese sentido y en ese sentido se vuelven una amenaza a nivel global como se vio en la crisis de 2008”, dijo Roberto Martínez Yllescas.

Expuso que hay un esfuerzo bastante añejo ya de que la OCDE no cree, como se decía, en la leyenda urbana sobre la filosofía neoliberal, que el crecimiento solo genera bienestar o genera igualdad de oportunidades, eso no es cierto y lo vimos desde el 2008.

La OCDE al abrirse a la membresía de países emergentes en desarrollo, pues demuestra su compromiso con la idea de transferir experiencia y aprender de los países como México y por eso me atrevo a decir que tiene muchos años que estamos lejos de lo que se consideraba el paquete de medidas consideradas como la visión neoliberal, agregó.

Cuestionado si frente al neoliberalismo la solución es el populismo, dijo que es parte del debate, pero ambas no son parte del vocabulario de la OCDE. Preferimos enfocarnos que nos enorgullece trabajar con gobiernos de todos los colores, miembros de la OCDE de izquierda y de derecha que creen en la visión común con políticas basadas en datos sólidos, políticas basadas en evidencia acumulada de varios países.