OCDE: la Argentina es el país del G20 que más va a tardar en recuperarse de la pandemia

·5  min de lectura
China está liderando la recuperación mundial de la economía con un crecimiento de casi 5%.
China está liderando la recuperación mundial de la economía con un crecimiento de casi 5%.

La Argentina va a tardar más de seis años en recuperar su PBI a los niveles prepandémicos, lo que implica la proyección de restauración económica más lenta de todos los países del G20, según un nuevo informe publicado hoy por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El reporte prevé que el crecimiento económico de la Argentina logrará igualarse con los valores que registraba antes de la llegada del coronavirus recién luego de la segunda mitad del año 2026.

Coronavirus: Vietnam se confina tras detectar una nueva variante híbrida

A pesar de que la economía argentina crecerá un 6,1% este año y un 1,8% en 2022, estos valores permanecen por debajo de los registrados antes de la pandemia, de acuerdo al documento.

Ante la llegada de la segunda ola de coronavirus al país y la aplicación de restricciones, “la reapertura de las actividades domésticas y la vacunación se realizarán lentamente, y se espera que la inmunidad colectiva se logre en 2022″.

“Los desequilibrios macroeconómicos persistentes y las nuevas restricciones de movilidad pesarán sobre la demanda interna y limitarán la recuperación”, explica el reporte, que sostiene que el gasto relacionado con la pandemia se retirará gradualmente una vez que se vean firmes mejoras, lo que reducirá la necesidad de financiación monetaria a corto plazo.

La OCDE destaca que “acelerar el proceso de vacunación ayudaría a limitar los retrocesos en la lucha contra el Covid-19″ de la Argentina, un factor clave ya que el rendimiento de cada país depende en gran parte de los programas de inoculación y las políticas de salud pública.

Coronavirus: como Florida, Cuba quiere atraer turistas con sus vacunas

La economía argentina será, dentro del grupo del G20, la que más tarde en recuperarse. Entre estos países también se encuentran Sudáfrica (5 años), Arabia Saudita (4,25), México (3,75) y España (3,50).

Al observar los países emergentes de América Latina, Chile será el que restablezca sus valores más rápido hacia fines de este año. Brasil lo hará antes de que termine el 2022, al igual que Colombia, según proyecta la organización.

China está liderando la recuperación mundial de la economía con un crecimiento de casi 5%.
China está liderando la recuperación mundial de la economía con un crecimiento de casi 5%.


China está liderando la recuperación rápida de las economías en el mundo

China marca a paso firme el ejemplo de recuperación económica, luego de haber logrado un crecimiento de un 18,3% interanual en el primer trimestre este año y fue uno de los pocos en el mundo en haber tenido un crecimiento positivo en 2020 (+2,3%). Por su parte, Rusia y Estados Unidos van a presenciar la recuperación total a mediados de este año.

Vacunación desigual

A escala global, los datos de la OCDE revelan que algunos países se están recuperando mucho más rápido que otros y que es probable que esta desigualdad persista.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Los programas de vacunación eficaces en muchos países han significado que las perspectivas económicas actuales sean más prometedoras que en cualquier otro momento desde el inicio de esta devastadora pandemia”, celebró el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. Pero mientras haya gente sin recibir sus dosis, el riesgo de nuevos contagios sigue latente, lo que llevaría a más restricciones que retrasen el repunte económico, advirtió.

Lo positivo es que las proyecciones de crecimiento económico mundial están al alza y se prevé un aumento del PIB mundial de 5,8% este año y del 4,4% el próximo. “El lanzamiento de las vacunas en muchas de las economías avanzadas ha impulsado la mejora, al igual que el enorme estímulo de los Estados Unidos”, detalla el texto.

Tomás Mosciatti: “El peligro de Chile es parecerse a la Argentina, no a Venezuela”

La economista y jefa de la OCDE, Laurence Boone, dijo: “Nuestras últimas proyecciones brindan la esperanza de que en muchos países, las personas más afectadas por la pandemia pronto puedan regresar al trabajo y comenzar a vivir una vida normal nuevamente. Pero nos encontramos en una etapa crítica de recuperación. La producción y distribución de vacunas deben acelerarse a nivel mundial y contar con el respaldo de estrategias efectivas de salud pública “.

“Se necesita una cooperación internacional más sólida para proporcionar a los países de bajos ingresos los recursos, médicos y financieros, necesarios para vacunar a sus poblaciones. Se debe permitir que el comercio de productos sanitarios fluya sin restricciones “, aseguró.

Recomendaciones

La Organización apuntó contra la desigualdad en las campañas de vacunación: “mientras las tasas de vacunación están progresando bien en muchas economías avanzadas, los países más pobres y de mercados emergentes se están quedando atrás. A menos que todos estén protegidos, nadie está protegido”.

La vacunación contra el coronavirus es una de las claves para la reactivación económica
La vacunación contra el coronavirus es una de las claves para la reactivación económica


La vacunación contra el coronavirus es una de las claves para la reactivación económica

En sus conclusiones finales, la OCDE establece una serie de recomendaciones para que los gobiernos mejoren sus desempeños económicos. En primer lugar, aconseja que las autoridades utilicen todos los recursos necesarios para acelerar las campañas de vacunación y aumentar la producción en todo el mundo.

Además, incentiva a que se continúe brindando “apoyo a los ingresos de los trabajadores de los sectores más afectados” y “apoyar a las empresas afectadas por restricciones, preferiblemente a través de subvenciones y capital en lugar de deuda”.

Bajo críticas, la OMS se enfrenta a una posible reorganización

Los países deben “centrarse en reformas estructurales que puedan impulsar el crecimiento a medio plazo de la productividad y el empleo” mientras invierten en “atención médica, infraestructura más limpia y tecnología digital para fomentar una transición hacia una economía más resiliente y sostenible”, dice el informe.