El gobernador de Nueva York anuncia una reforma para aumentar la transparencia con los geriátricos

Agencia EFE
·3  min de lectura

Nueva York, 19 feb (EFE).- El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, envuelto en una polémica por su gestión de los geriátricos en el estado más golpeado por la pandemia en Estados Unidos la pasada primavera, anunció este viernes una reforma legislativa para aumentar la "transparencia" en este sector y volvió a defenderse de lo que considera ataques "políticos".

Con cada vez más voces en el partido republicano y el demócrata, al que pertenece, pidiendo que se le retiren los poderes ejecutivos extra que ostenta por el estado de emergencia, Cuomo insistió este viernes en que las acusaciones de que su Administración ocultó las cifras de fallecidos por coronavirus en los centros de ancianos es "mentira".

"Hay hechos que quiero que las familias en residencias de mayores sepan específicamente (...). Es mentira decir que los números fueron inexactos", señaló en una rueda de prensa, tras presentar medidas precisamente en este sector.

Cuomo anunció una "reforma legislativa radical para aumentar la transparencia en los geriátricos, hacer que los operadores de geriátricos rindan cuentas si hay mala conducta y ayudar a garantizar que las residencias priorizan el cuidado de los pacientes sobre los beneficios", lo que supone "hacer permanentes las lecciones aprendidas de la covid-19".

Asimismo, las residencias podrán admitir de nuevo visitas siempre que se hayan hecho un test rápido previo, una medida tomada por el progreso en las vacunas de los residentes, que están inmunizados en un 73 %, si bien los empleados de los centros aún están en el 49 %.

La gestión del gobernador, que ganó un premio Emmy por su comunicación televisiva durante la pandemia, está ahora en entredicho después de que su asesora más cercana, Melissa DeRosa, dijera a legisladores estatales que había retrasado la entrega de las cifras de fallecidos en geriátricos por una potencial investigación del Gobierno de Donald Trump.

Cuomo volvió a insistir en que su error fue crear un "vacío" de información que ha sido "explotado" y se lamentó de no haber sido "lo suficientemente agresivo" contra las "falsedades", pese a que un informe de la Fiscalía general del estado a finales de enero concluyó que se habían "maquillado" las cifras de fallecidos en geriátricos, ya que se había optado por atribuirlas a hospitales.

Desde que la fiscal general Letitia James reveló ese informe, las autoridades sanitarias han actualizado el número de muertes en geriátricos y residencias de cuidados de largo plazo hasta 15.000, casi el doble de las 8.500 que Nueva York había divulgado inicialmente.

Este mismo viernes la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, mujer fuerte en el ala progresista del partido, abogó por una "investigación completa" sobre las muertes en centros de mayores durante la gestión de Cuomo, mientras ha trascendido que el FBI y el fiscal federal del distrito de Nueva York ya lo están haciendo.

El alcalde de la Gran Manzana, el también demócrata Bill de Blasio, que desde hace años ha mantenido un pulso de poder con el gobernador, reclamó este viernes que se le retiren los poderes de emergencia para que "se pueda volver a una gobernanza demócrata normal" en el estado.

(c) Agencia EFE