Ocasio-Cortez tiene un rifirrafe con una legisladora republicana cercana a QAnon

·2  min de lectura

Washington, 13 may (EFE).- La congresista Alexandria Ocasio-Cortez, una de las estrellas emergentes del Partido Demócrata de EE.UU., protagonizó un rifirrafe con la legisladora republicana Marjorie Taylor Greene, vinculada al movimiento conspiratorio QAnon, que copó este jueves buena parte de la actualidad política en Washington DC.

El encontronazo, ocurrido el miércoles por la tarde, hizo que incluso la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, pidiera este jueves una investigación legislativa sobre "la agresión verbal" a Ocasio-Cortez.

Según dos periodistas del diario The Washington Post que fueron testigos del incidente, Ocasio-Cortez salió del hemiciclo cuando Greene le gritó dos veces "¡Eh, Alexandria!", en un intento de llamar la atención de la congresista de Nueva York.

Como Ocasio-Cortez no se detuvo, Greene aceleró el paso y le espetó a la política izquierdista que no estaba defendiendo sus creencias "socialistas radicales" por no querer hablar con ella.

Además, le preguntó en tono desafiante por qué apoyaba al movimiento anarquista ANTIFA y a Black Lives Matter (las vidas negras importan), a los que tachó de grupos "terroristas".

"No te importa la gente estadounidense. ¿Por qué apoyas a los terroristas y ANTIFA?", dijo la congresista de Georgia.

Ocasio-Cortez no se detuvo en ningún momento a responder a las provocaciones de Greene y tan solo se dio la vuelta una vez para elevar sus manos al aire exasperada.

Tras el incidente, Greene se burló de la congresista demócrata en un tuit en el que aseguraba que Ocasio-Cortez no se atreve a debatir con ella sobre el Nuevo Pacto Verde (socialista), una iniciativa lanzada por la demócrata para luchar contra la crisis climática.

Más tarde, en declaraciones a los periodistas en el Capitolio, Ocasio-Cortez recordó su pasado como camarera y afirmó, en alusión a Greene: "Este es el tipo de gente a la que expulsaba de los bares todo el tiempo".

Y opinó que esta polémica no es sobre cómo ella se pueda sentir.

"Es sobre cómo rechazo permitir que mujeres jóvenes, gente de color, gente que defiende sus creencias... sufra esta clase de intentos de intimidación de personas que apoyan a los supremacistas blancos en el Capitolio de nuestra nación", continuó.

QAnon es un fenómeno de internet que promueve teorías sin base alguna, como que el mundo está dirigido por una organización de pedófilos satánicos o que los incendios forestales en el oeste estadounidense fueron causados por activistas de Black Lives Matter.

(c) Agencia EFE