Ocasio-Cortez, de campaña, reparte comida en barrio golpeado por la covid-19

Agencia EFE
·5  min de lectura

Nueva York, 27 oct (EFE News).- La joven congresista estadounidense Alexandria Ocasio-Cortes (AOC), abanderada del ala más izquierdista del Partido de Demócrata, participó este martes junto a varias políticas hispanas de Nueva York en el reparto de comida a personas afectadas por la crisis de la covid-19, en un acto de campaña celebrado en el barrio de Corona, uno de los más afectados del país por la pandemia.

En el Parque de las Américas, situado en el corazón de este barrio obrero, inmigrante y latino de la ciudad de Nueva York, Ocasio-Cortez ayudó a repartir 600 cajas con verduras frescas, carne, huevos y yogures a personas, en su mayoría hispanos, que han perdido su trabajo o no tienen recursos suficientes para alimentar a su familia.

Uno de ellos es Miguel, un ecuatoriano que emigró hace 19 años a Estados Unidos y que trabaja como carpintero en una tienda de muebles en la que, por la crisis desatada por la pandemia, "casi no hay trabajo".

"Tengo cinco hijos y no me alcanza el sueldo que gano y la renta está muy cara. La pandemia nos lo ha llevado todo, la economía bajó y prácticamente estamos en la pobreza", aseguró a Efe junto a una de sus hijas, a quien la congresista entregó una de las cajas, preparadas por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

Mientras se llevaba a cabo el reparto, en una mesa con propaganda electoral de Ocasio-Cortez, un viandante se detuvo un momento y aseguró en español a los medios presentes que "así se empezó en Venezuela, repartiendo comida", una acusación repetida por el Partido Republicano contra la congresista y la corriente socialista del Partido Demócrata, a la que acusan de querer convertir Estados Unidos en una nueva Venezuela.

En referencia a estas denuncias, la legisladora de origen puertorriqueño sostuvo que la entrega de ayuda responde a la situación actual y a la falta de apoyo por parte del Gobierno federal.

"Creo que ahora mismo nos encontramos en una época sin precedentes y el problema está en que el Gobierno federal le ha dado la espalda a las comunidades clave, especialmente a la comunidad indocumentada, que ni siquiera fue incluida en el primer paquete de incentivos de la covid-19", dijo la congresista, en referencia a la ayuda por desempleo y a los cheques de 1.200 dólares que se entregaron a millones de trabajadores para ayudarles a aliviar los estragos de la crisis.

UN ACTO DE CAMPAÑA

La asambleísta estatal Catalina Cruz, que también participó en el acto de campaña, aseguró a Efe mientras repartía mascarillas entre las personas que esperaban su turno para recoger una caja de comida que es "necesario (que estas personas) ejerzan su voz".

"Si tienen la posibilidad, que voten, y si no tienen la posibilidad de votar que hablen con alguien que sí la tiene para que su voto les haga honor a ellos", abundó.

Cruz, de origen colombiano y que prácticamente tiene garantizada su reelección en los comicios del 3 de noviembre, ya que concurre sin adversarios, mostró su deseo de que se imponga el candidato demócrata, el exvicepresidente Joe Biden.

"Espero que tengamos un nuevo presidente que en verdad trate a las personas por su valor, dignamente. Si nosotros venimos como inmigrantes es a luchar, a trabajar; no estamos tratando de robar nada a nadie. Todas estas personas lo único que quieren es trabajar y este tipo (el presidente Donald Trump) lo que quiere es tildarnos de violadores, de arrimados y de personas que no se merecen una oportunidad", agregó.

Cruz, que lleva repartiendo comida desde el pasado 17 de marzo en colaboración con la ONG del chef español José Andrés, apuntó que este miércoles será el último día de entrega debido a la falta de fondos.

La política recordó que, desde entonces, han repartido más de 250.000 comidas a personas necesitadas y advirtió de que si bien los efectos de la covid-19 sobre la salud en el barrio de Corona están muy lejos de los niveles devastadores alcanzados la pasada primavera, las consecuencias económicas se notan cada vez más.

"Pasamos de ofrecer 350 comidas al día a 2.000, con colas que se extendían hasta once bloques", dijo Cruz, que también acusó a Gobierno federal de haberse olvidado de los más necesitados.

LARGAS FILAS PARA VOTAR EN NUEVA YORK

Junto a Cruz, la senadora también demócrata Jessica Ramos y la candidata a la Asamblea estatal Jessica González-Rojas, Ocasio-Cortez se refirió a las largas filas que se están registrando en Nueva York desde el sábado pasado, cuando abrieron 88 colegios electorales para permitir el voto anticipado a aquellas personas que temen salir el 3 de noviembre por motivos de salud.

Ante la gran afluencia registrada en estos días, con más de 300.000 votos, la Comisión Electoral del Estado de Nueva York decidió este martes ampliar los horarios de apertura y cierre de los colegios electorales el próximo fin de semana.

Para la congresista, que también tiene prácticamente asegurado su escaño en el Congreso federal, la presencia de tantas personas esperando su turno para votar, a pesar de que Nueva York es un bastión demócrata y la victoria de Biden se da por garantizada, responde tanto a la movilización favorecida por jóvenes candidatos de la nueva izquierda demócrata como al tirón del aspirante demócrata, el exvicepresidente Biden.

Pero, sobre todo, "a que esta Administración ha causado un peligro tan profundo en nuestras comunidades de tantas maneras diferentes -como la confirmación anoche de la jueza (conservadora) Amy Barrett (en el Tribunal Supremo), que pone en peligro a las mujeres y a todo aquel que quiera el control reproductivo sobre sus propios cuerpos o la ralentización del servicio de correos-, que la gente se quiere asegurar de que sus votos son contados", subrayó Ocasio-Cortez.

(c) Agencia EFE