Los cigarrillos electrónicos están contaminados con hongos y bacterias, según estudio de Harvard

Si la seguridad de los cigarrillos electrónicos no era suficiente motivo para que disminuyera el número de personas que los utilizan, quizás la publicación de un estudio que explica cómo las sustancias que emplean están contaminadas podría influir bastante.

Una mujer demuestra cómo funciona un cigarro electrónico durante el evento Vape Jam 2019  en Londres, Inglaterra. (Foto: Getty Images)

La investigación, de la Escuela de Salud Pública de Harvard, asegura que cerca de una docena de productos -muy populares- están contaminados con toxinas bacterianas y fúngicas que provocan enfermedades en los pulmones. Las toxinas son “sustancias venenosas producidas por células vivas de animales, plantas, bacterias u otros organismos biológicos”, destacó la página web MedLine Plus.

“Encontrar estas toxinas en los productos de cigarrillos electrónicos se suma a las crecientes preocupaciones que tenemos sobre la seguridad”, expresó el doctor David Christiani, autor del estudio y profesor de genética ambiental en la citada escuela.

De acuerdo a una nota de NBC News, las impurezas que se hallaron en las sustancias están estrechamente vinculadas con el asma y las enfermedades obstructivas y crónicas que se desarrollan en los pulmones.

De un total de 75 productos que fueron sometidos a escrutinio, una cuarta parte de los cartuchos de un solo uso (equivalente a 37 unidades) y más de tres cuartos de los líquidos para los cigarrillos electrónicos (al menos 38 unidades) estaban contaminados.

“Estos nuevos hallazgos deben considerarse al desarrollar políticas regulatorias para los cigarrillos electrónicos”, señaló Mi-Sun Lee, autor principal del estudio e investigador de Harvard.

Según los investigadores, el estudio tomó en cuenta las 10 marcas más vendidas en Estados Unidos y se dividió en cuatro grupos de sabores: menta, fruta, tabaco y otros. En todos ello se examinó la presencia de endotoxinas y glucanos, dos sustancias inflamatorias y tóxicas que dañan los pulmones.

Aunque el sabor con más impurezas fue el de frutas, los investigadores no pudieron determinar cuándo había podido ocurrir la contaminación en el proceso de producción de los ingredientes.

Sin embargo, apuntaron a que la mecha de los algodones que se utilizaron podrían ser una fuente importante, puesto que la endotoxina y el glucano son dos contaminantes conocidos de las fibras de algodón.

Pero la preocupación de los expertos en el área de la salud no solo se queda en los efectos mortales para los seres humanos, también ahonda en la falta de conocimiento de los adolescentes sobre el uso de los cigarros electrónicos.

“Los padres deben estar muy preocupados. Por un lado, el suministro de nicotina es muy adictivo y puede llevar al uso de productos de tabaco. Dos, las personas pueden estar inhalando toxinas biológicas y carcinógenos sin saberlo”, aseguró Christiani.

Por su parte, un informe de la Instituto Nacional para el Abuso de Drogas halló que los cigarrillos electrónicos eran sumamente populares entre los adolescentes por varios motivos.

“Algunos de los factores que han contribuido a su popularidad entre los jóvenes son la facilidad con la que se pueden obtener, su atractiva publicidad, la variedad de sabores y la creencia de que son más seguros que los cigarrillos tradicionales”, asegura la página web de la institución.

En tanto, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) ha expresado su preocupación sobre esta práctica ya que se ha descubierto que algunos cigarros que “se comercializan como productos sin nicotina, sí contienen la sustancia”.

De acuerdo a datos ofrecidos en su plataforma, en el 2018, más de 3.6 millones de estudiantes de secundaria media habían consumido cigarrillos electrónicos, lo que representa un 4.9% del total de la matrícula registrada en todo el país.

Asimismo, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) aseguró recientemente que, debido al peligro que suponen los cigarrillos electrónicos para los adolescentes, estaba planeando prohibir su venta y dar un tiempo de gracia para que los productores consiguieran la aprobación que necesitan por parte de esta entidad.

“Vemos señales claras de que el uso de cigarrillos electrónicos por parte de los jóvenes ha alcanzado una proporción epidémica, y debemos ajustar ciertos aspectos de nuestra estrategia integral para detener este peligro claro y presente”, dijo el doctor Scott Gottlieb, jefe de la FDA, reportó NBC News