El dilema eterno del tamaño del pene y cómo puede arruinar una relación sexual

·7  min de lectura

Los datos dicen que el tamaño promedio del pene es 13.58 cm. Las cifras comparan los números de muchos países del mundo encontrando que los más largos, en promedio, están en Ecuador, con 17.61 cm, mientras que en Cambodia, por ejemplo, el número alcanza 10.04 cm, según la plataforma Datos Mundial. Esto se confirma con cifras del Servicio Nacional de Salud en Inglaterra que ubica el tamaño promedio del pene en erección entre 13 y 18 cm.

Tan claro, simple y directo: hay variedad, y esta no es determinante en que la humanidad continúe su curso. Sin embargo, el debate sobre si el tamaño importa o no y cómo influye en el orgasmo femenino, sigue vigente.

Un estudio de la plataforma de citas BIG One Dating asegura que, tras encuestar a más de cuatro mil usuarias, existe un tamaño de pene idóneo para lograr un orgasmo, y no necesariamente es ni el más grande ni el más pequeño.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Con preguntas como el tamaño del pene de la persona con la que tuvo relaciones sexuales y si tuvo un orgasmo con la penetración, la encuesta arrojó que el tamaño ideal para que la mujer logre tener un orgasmo es 20 centímetros, y si fuese mayor no resulta tan eficiente… En estas cifras, algo no cuadra si el máximo promedio mundial es de 18 centímetros, y aún así llama la atención que el tema del tamaño siga estando en debate.

La gran verdad

Antes de seguir adelante hay que decir de una vez la verdad: físicamente el responsable del orgasmo femenino es el clítoris. Este punto es el encargado de proporcionar esa sensación, de hecho, esa es su única función. Existe para brindar placer.

Dicho esto, procedamos con los hechos. La doctora Klara Senior, cocreadora de Zenzsual junto a la también especialista Sofía Herrera, explica que según la experiencia de ambas como médicos sexólogos clínicos, y según estudios que han revisado, si bien el tamaño del pene puede tener cierta importancia psicológicamente, lo que importa realmente es el arte que se tenga para usarlo, y el conocimiento que se tenga con relación a que la estimulación del clítoris es fundamental.

"Aunque las estadísticas médicas arrojan que más del 75% de las mujeres solamente alcanza el orgasmo a través de la estimulación del clítoris, y entre 25% y 30% alcanza el orgasmo por vía vaginal o combinada, ahora se sabe que el clítoris es el responsable de los orgasmos femeninos.

"De manera que son muchos los factores que influyen, comenzando por el desconocimiento de la anatomía. El clítoris no es solo lo que se ve. Es un órgano grande que abraza las paredes vaginales, alcanza los labios mayores y menores, con lo cual su estimulación previa y durante el acto es fundamental. Por ejemplo, si no se sabe que la mujer necesita un juego previo y estimulación durante unos 20 minutos, probablemente no alcanzará el orgasmo y no será por el tamaño del pene, sino porque no hubo tiempo de preparación para los genitales femeninos".

Por qué sigue siendo tema de debate

Según la psicólogo especializada en sexología Ailyn Márquez, los factores culturales y tabúes van influyendo poderosamente en el conocimiento que va adquiriendo cada quien, a lo largo del tiempo, en materia sexual. De manera que, aunque actualmente la gente está más abierta a informarse, aún hay muchos tabúes por romper. El tema del tamaño está dentro de ese rango de tabúes que aún causan incomodidad y por eso es que se sigue debatiendo al respecto.

"Esto afecta totalmente el desempeño sexual y la autoestima del hombre. Incluso hemos observado que desde la adolescencia comienzan a medirse, a compararse y eso va generando expectativas, prejuicios y bloqueos que a la larga afectan profundamente en el desempeño sexual. Tengo pacientes que aún hoy, estando dentro del promedio, tienen un bloqueo porque en su infancia o adolescencia generaron ese prejuicio. Esto puede conllevar a disfunción eréctil, retardo en la eyaculación, entre otras enfermedades", asegura Márquez.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Nermary Yibirín, activista y orientadora en sexología, opina que hay un mito en torno al tamaño. "Queremos creer que no importa, pero en realidad, de una u otra manera sí importa. Por ejemplo un micropene -que no alcanza los 7 centímetros en erección- no podría tener un buen desempeño en la relación sexual, y un pene demasiado grande podría producir dolor o molestar; y un pene promedio si no se sabe usar, tampoco producirá ningún placer. Está sobrevalorado el concepto del gran tamaño, pero en realidad ningún tipo de pene te puede garantizar un orgasmo".

"Decimos que no importa, pero en realidad lo que debe decirse es que no es determinante. Las parejas deben saber que hay otras formas de proporcionarse placer y que si el tamaño no está proporcionando el roce adecuado hay que usar las manos, la boca, otras técnicas… El sexo no es solo la penetración, hay muchos otros matices".

Senior por su parte, destaca la importancia de la información veraz y oportuna pues la difusión de "estudios" como el de la plataforma de citas pueden afectar al hombre promedio en su desempeño sexual porque le estamos diciendo que su tamaño normal no es suficiente para satisfacer a la mayoría de las mujeres.

La solución

En cuanto a la terapia psicológica, Márquez explica que es primordial trabajar en la aceptación y en la autoestima del paciente. "Que aprenda a aceptarse y estimarse tal cual es. Luego, se indican ejercicios y técnicas que le permitan a la persona recuperar su virilidad, trabajar los bloqueos, se revisa si el paciente tuvo alguna situación traumática en su infancia, todo con el fin de que alcance la normalidad en este sentido".

Senior por su parte destaca la importancia de conocer los factores que pueden influir en el orgasmo, además del tamaño o grosor del pene, la lubricación que tenga la vagina, la cantidad de partos que haya tenido la mujer, e incluso si sufre de flacidez vaginal.

"Si la mujer tiene la vagina flácida, así el hombre tenga el pene promedio de 13 centímetros o de 20 centímetros, probablemente ella no alcanzará el orgasmo, menos aún si no hay un juego previo con la estimulación necesaria para que la mujer se prepare para alcanzar el orgasmo, no habrá manera de lograrlo".

(Getty Creative)
(Getty Creative)

De esta manera, Senior sugiere mantener tonificada la vagina y entrenarla para abrazar mejor cualquier tamaño. "Qué tal si enseñamos a las mujeres a hacer ejercicios de Kegel, qué tal si difundimos que la vagina es un órgano elástico que se adapta al pene… Si la mujer tiene la capacidad de mover y entrenar su vagina y la persona con pene tiene el arte, esto va a mejorar la satisfacción sexual en la pareja".

Finalmente, Yibirín acota que nuestra sociedad es falocéntrica, con lo cual la penetración viene a ser el factor determinante en una relación sexual, y es por esto que muchos hombres y también mujeres pueden sentirse emocionalmente afectados por esto. En este sentido, muchas mujeres tienen la creencia de que la penetración es la responsable de su placer, y la consideran parte muy importante del acto sexual.

"Si reencajamos nuestras creencias y entendemos que podemos sentir placer a través de otras estimulaciones, existirá menos índice de frustración en mujeres y hombres. Para eso hay que cambiar una serie de paradigmas y esquemas culturales sobre sensualidad, erotismo, atractivo, y hacer entender que el principal órgano sexual es el cerebro, que nos permite comunicarnos asertivamente sobre lo que sentimos, lo que nos gusta y lo que nos excita. Así va a dejar de importar el tamaño y tomará relevancia el cómo lo haces con todas sus variables".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

EN VIDEO: Ni hombres ni mujeres: Estas 10 celebridades se declararon de género no binario

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.