Observatorio registra 2.890 muertes sospechosas de la covid-19 en Nicaragua

Agencia EFE
·2  min de lectura

Managua, 9 ene (EFE).- El independiente Observatorio Ciudadano COVID-19 de Nicaragua informó este sábado que, según sus registros, 2.890 personas han fallecido en el país con síntomas del coronavirus o por neumonía, incluidas 23 en la última semana.

La entidad, una red de médicos y voluntarios de todo el país centroamericano, también reportó 12.114 casos sospechosos de la enfermedad hasta el pasado 6 de enero, una cifra superior a los registros brindados por el Ministerio de Salud nicaragüense.

Hasta el martes pasado, las autoridades de Salud reportaban 6.097 casos confirmados y 166 fallecidos.

El Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega no ha precisado el número de pruebas que ha realizado y se ha limitado a informar la cifra de casos confirmados, las muertes y recuperados.

Asimismo, el observatorio alertó que 845 trabajadores de la salud han sido reportados con sintomatología asociada o presuntiva de la covid-19, entre ellos 112 que han fallecido.

"En esta semana hubo ocho reportes de casos entre el personal de salud", sin fallecidos, precisó el ente.

En su informe, el Observatorio advirtió sobre los 23 nuevos muertos de la última semana.

"En comparación con cinco nuevos fallecidos reportados la semana anterior" hay "un 360 % de aumento", alertó.

Asimismo, observó que los 121 nuevos casos sospechosos de los últimos siete días, son un 120 % más que los 58 casos sospechosos de la semana anterior.

El Ejecutivo ha sido criticado desde diversos sectores por promover eventos masivos y aglomeraciones a contracorriente de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y por no haber suspendido las clases presenciales en medio de la pandemia y apenas establecer restricciones.

El presidente Daniel Ortega se ha declarado en contra de la campaña "Quédate en casa" porque, a su juicio, destruiría la economía local, que se ha contraído desde 2018 y que es mayoritariamente informal.

(c) Agencia EFE