Observatorio independiente registra 2.786 muertos por covid-19 en Nicaragua

Agencia EFE
·2  min de lectura

Managua, 7 nov (EFE).- El independiente Observatorio Ciudadano COVID-19 de Nicaragua informó este sábado que el número de fallecidos con síntomas relacionados con la pandemia de coronavirus SARS-CoV-2 alcanzó esta semana los 2.786 acumulados, desde que fue reportado el primer caso, en marzo pasado.

De acuerdo con el Observatorio, compuesto por médicos y voluntarios que registran casos de covid-19, la cantidad de personas sospechosas de haber contraído la enfermedad en Nicaragua subió a 10.979.

Los datos del Observatorio se mantuvieron por encima de los registros del Ministerio de Salud, que el jueves pasado estableció en 157 el número de muertos por covid-19, y en 6.591 la cantidad de contagiados por la pandemia.

Galenos de las diferentes asociaciones médicas de Nicaragua avalan los datos del Observatorio, y han insistido al Gobierno del presidente Daniel Ortega en que brinde los "datos reales" de la pandemia.

El Observatorio también informó que hasta el pasado día 4, "816 trabajadores de la salud han sido reportados con sintomatología asociada o presuntiva de covid-19".

Un total de 108 trabajadores de la salud han fallecido con síntomas similares a la pandemia en Nicaragua, desde doctores, hasta camilleros, incluyendo enfermeras, auxiliares, entre otros, según el Observatorio.

Asimismo, el grupo de médicos y voluntarios indicó que desde la aparición de la pandemia, se han detectado al menos 2.539 "irregularidades" en su manejo, entre estas, la prohibición del uso de mascarillas, la falta de información o malos tratos a los pacientes.

Entre las anomalías de la última semana destacó "la ausencia de medidas preventivas para evitar el contagio de covid-19 durante la atención a personas afectadas por el huracán Eta, y proselitismo político de personal de salud en respuesta a la emergencia climática".

De esta manera, el Observatorio hizo referencia a la aglomeración de personas refugiadas en escuelas e iglesias, donde no hubo distanciamiento social, no se ofreció mascarillas, alcohol, ni agua para el lavado de manos, según denuncias de los damnificados.

El Observatorio advirtió que, como consecuencia de las lluvias de Eta, se han incrementado "los riesgos para el desarrollo de enfermedades infecciosas como la covid-19, pero también otras infecciones virales respiratorias, como malaria, dengue y leptospirosis", por lo que llamó a las autoridades a "garantizar las medidas necesarias para prevenir el contagio".

Nicaragua se ha caracterizado por no establecer restricciones para evitar la propagación de la pandemia, aplicar mínimas medidas de prevención social, y promover aglomeraciones, como parte de lo que se llama "estrategia singular".

Tanto la Organización Mundial de la Salud, como la Organización Panamericana de la Salud, han reiterado su preocupación por el manejo de la pandemia en Nicaragua.

(c) Agencia EFE