Observan disco de gas alrededor de lo que podría ser el exoplaneta más joven descubierto hasta ahora

·2  min de lectura

Los científicos han observado por primera vez un disco de gas alrededor de un exoplaneta joven y lejano. El toroide de material que orbita el planeta se conoce como disco circumplanetario, y podría formar algún día lunas alrededor del lejano exoplaneta. El exoplaneta podría ser el más joven descubierto hasta ahora.

Un amplio equipo de investigadores dirigido por el profesor y astrónomo de la Universidad de Wisconsin, Madison, Ke Zhang, realizó el descubrimiento utilizando el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array, o radiotelescopio ALMA, en Chile. Los investigadores ya habían utilizado ALMA para detectar un disco circunplanetario alrededor de otra estrella en 2019, pero esa investigación se centró en el polvo del disco, en lugar de en el gas.

El nuevo hallazgo, publicado en un artículo en la revista Astrophysical Journal Letters, proviene de la estrella AS 209, situada a unos 395 millones de años luz de la Tierra. Utilizando ALMA, los investigadores encontraron una brecha en el disco protoplanetario, un disco de gas y polvo que orbita alrededor de la estrella y del que pueden formarse planetas.

Esa brecha podría corresponder a un exoplaneta del tamaño de Júpiter, alrededor del cual los investigadores detectaron un disco de gas, el disco circunplanetario, que orbita alrededor del planeta del mismo modo que el disco protoplanetario orbita alrededor de la estrella anfitriona.

Al igual que un disco protoplanetario, un disco circunplanetario alberga material que puede condensarse en lunas debido a la gravedad con el paso del tiempo. Es posible que los investigadores hayan detectado el proceso en una fase temprana: se calcula que la estrella solo tiene 1,6 millones de años, lo que podría convertir al exoplaneta en uno de los más jóvenes jamás observados.

Sin embargo, los hallazgos aún requieren más confirmación, la cual podría llegar pronto gracias al telescopio espacial James Webb, recientemente puesto en operación.

“La mejor manera de estudiar la formación de planetas es observarlos mientras se están formando”, dijo en un comunicado el astrónomo de la Universidad de Florida y autor principal del estudio, Jaehan Bae. “Estamos viviendo una época muy emocionante en la que esto ocurre gracias a potentes telescopios, como ALMA y JWST”.