Obreros, estudiantes, adultos mayores, jóvenes y familias, las víctimas de la masacre de Reynosa

·5  min de lectura
Policías de Tamaulipas en operativo
Policías de Tamaulipas en operativo

Adultos mayores, obreros de la construcción y de la maquila, taxistas, un joven recolector de basura, familias, comerciantes y un enfermero son parte de las 14 víctimas de la masacre de Reynosa, perpetrada por un grupo armado que el 19 de junio a mediodía atacó a población civil en Reynosa, Tamaulipas.

La cifra de asesinados y heridos aún es una incógnita. Los habitantes de las colonias que atestiguaron los ataques refieren que el saldo mortal oscila entre 19 y 25 víctimas. Hasta el momento, el Grupo de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz en Tamaulipas ha reconocido 18 víctimas de la jornada violenta, de las cuales cuatro son presuntos criminales y 14 civiles.

A las 12:30 horas del sábado 19 de junio, las autoridades estatales detectaron que una caravana de 3 vehículos con gente armada salió de la brecha el Berrendo rumbo a la colonia Almaguer en Reynosa. Antes de comenzar los ataques robaron una camioneta y avanzaron hacia el sector habitacional.

Aproximadamente a las 12:45 horas, el grupo de sujetos asesinó a 7 hombres que se encontraban dentro de un domicilio, ubicado en la avenida Rodríguez en la colonia Almaguer. Posteriormente, avanzaron hacia la colonia Obrera y asesinó a 2 hombres. Minutos después, en la colonia Bienestar, el mismo grupo ultimó a un par de hombres y una cuadra adelante mató a una familia integrada por 2 mujeres y un hombre, para quitarles la camioneta Nissan Murano donde viajaban.

Para las 13:30 horas, los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas respondieron a las llamadas de auxilio y a las 14:00 horas dieron alcance al comando en las inmediaciones del Puente Pharr. Allí los elementos estatales se enfrentaron a los sujetos armados; uno de los agresores fue abatido y otro más fue detenido. Al revisar los vehículos, los policías encontraron 2 mujeres amordazadas en la cajuela de un automóvil, además aseguraron 3 camionetas y una arma larga.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La persecución de los responsables de la masacre de Reynosa continuó en la calle Dinamarca en la colonia Loma Real, al filo de las 20:00 horas, cuando fuerzas de seguridad federal y estatal encontraron a personas armadas a bordo de una camioneta Nissan Frontier color negro. De acuerdo con el reporte oficial, los civiles armados dispararon y al responder murieron 4 delincuentes, entre ellos una mujer.

La búsqueda del resto de los responsables se extendió a Río Bravo, ubicado a 23 kilómetros de Reynosa, por la noche del mismo sábado. Soldados y policías estatales recorrieron varios sectores y encontraron una granada sin detonar en la esquina de las avenidas Madero y Acapulco. Ya en la madrugada del domingo hubo persecuciones pero sin ningún detenido reportado por las autoridades.

Las víctimas de la masacre

El periodista Marco Antonio Martínez reportó en vivo los ataques en Reynosa. En transmisiones mostró parte de las víctimas del ataque, como adultos mayores, obreros, taxistas, comerciantes, estudiantes y familias.

Una de las primeras víctimas fue Fernando Ruiz Flores, técnico en enfermería de 19 años. El joven originario de Río Bravo trabajaba en una cuadrilla de obreros de la construcción de la empresa Tracotamsa, cuando el grupo armado les disparó y quitó la vida a él y 2 compañeros.

Fernando acordó con su padrastro, Jesús Martínez, laborar de albañil para pagar los estudios en medicina. Su tutor estuvo en el lugar del asesinato y, al escuchar los disparos, ordenó a la cuadrilla protegerse pero 3 de ellos no lo lograron, entre ellos su hijastro, y él quedó herido.

Vecinos de la colonia Bienestar aseguraron que dos de las víctimas ultimadas dentro de una tienda de abarrotes, eran el dueño y un cliente, hombres de 55 y 24 años, respectivamente.

Otra víctima de la masacre es Eduardo, trabajador de maquilas en Reynosa. El diputado local Alberto Lara Bazaldúa publicó un video junto a la hermana de la víctima, momentos antes de ingresar al funeral en la colonia Almaguer.

El legislador, quien es secretario general del Sindicato Nacional de Industrias Maquiladoras, refirió que Lalo laboró en las empresas BBB, Cornelius y otras compañías establecidas en el municipio fronterizo.

Por la tarde de ayer domingo, el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, lamentó los asesinatos de “ciudadanos inocentes” en Reynosa.

“Se investiga ya el móvil de estos actos que afectaron de manera directa a la población civil, en colaboración con el Ejército Mexicano, la Guardia Nacional y la Fiscalía General de Justicia del Estado”, expresó en un comunicado.

Cabeza de Vaca exigió al gobierno federal asuma su responsabilidad en el combate a los grupos del crimen organizado. De acuerdo con análisis criminales, células de los Cárteles del Golfo, del Noreste y Zetas Vieja Escuela operan en territorio tamaulipeco.

“Las organizaciones criminales deben recibir por parte del gobierno federal una señal clara, explícita y contundente de que no habrá espacios para la impunidad, ni tolerancia ante sus reprobables conductas delictivas. En mi gobierno no habrá tregua para los violentos”, afirmó el mandatario.

Entrevistado al respecto, Geovanni F. Barrios Moreno, presidente de la asociación Justicia Tamaulipas con base en Reynosa, afirmó que los ataques a la población es un hecho inédito, ya que no son daños colaterales producto de enfrentamientos entre delincuentes o con fuerzas de seguridad.

“Esto que sucedió, este tipo de delitos se encuentran tipificados en el Estatuto de Roma como delitos de lesa humanidad cuando un grupo delictivo ataca a la sociedad civil, y no entre ellos mismos como se venía dando. Creo que el aumento de la violencia es preocupante porque no sabemos a donde vaya a escalar”, dijo preocupado.

El Servicio Médico Forense entregó los cuerpos que fueron reclamados por sus familiares durante el domingo 20 de junio. El diputado Lara Bazaldúa anunció que pagará los servicios funerarios de las familias que lo soliciten.

Hasta ahora, el Grupo de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz no ha dado a conocer el estatus de la persona detenida y si hay avance en la identificación de los responsables materiales e intelectuales de los hechos.

  

También debes ver:

Caos incontrolable en Metro CDMX termina en estampida y batalla campal

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.