Con obras inconclusas, así arrancó la autopista Pirámides-Texcoco

·3  min de lectura

SAN SALVADOR ATENCO, Méx., abril 27 (EL UNIVERSAL).- Aún sin estar terminada al 100% la tarde de este martes se puso en operación la autopista Pirámides-Texcoco, que era parte de la infraestructura carretera del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que fue cancelada al iniciar el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En la plaza de cobro Nabor Carrillo, que se encuentra en la intersección de la autopista Peñón-Texcoco, cuadrillas de trabajadores laboran para concluir las casetas y los carriles por donde circularán los vehículos que pasen por ambos sentidos del camino de cuota.

"Ayer a las tres de la tarde ya se abrió, pero la verdad es que todavía faltan algunos detalles que se tienen que hacer para que esté lista como debe de se"”, dijo uno de los cajeros que este miércoles se presentó a trabajar.

Retorno complicado

Los conductores que transitan por la autopista Peñón-Texcoco, en dirección a la Ciudad de México no pueden ingresar a la nueva vialidad porque el acceso está cerrado, tienen que retornarse metros adelante para incorporarse por el sentido hacia el municipio de Texcoco.

"Esta entrada está cerrada, no sabemos cuándo la van a abrir, los choferes tienen que avanzar hacia allá adelante y regresarse del otro lado para poder pasar por la caseta de aquí", dijo otro de los empleados que laboran en el proyecto carretero.

Poca afluencia

La afluencia por la Pirámides-Texcoco que administra la concesionaria Prinfa es mínima, aún no es utilizada por los operadores de unidades que proceden de la autopista Peñón-Texcoco o de la carretera federal Texcoco-Lechería.

"Es la primera vez que paso por aquí, no sabía que ya estaba funcionando, solo vi allá atrás que ya estaba abierta la entrada y vine a darme una vuelta y pues ya está funcionando, pagué 39 pesos, se me hace caro, pero para probarla los tuve que pagar", contó Miguel Cervantes, uno de los primeros conductores que circuló esté miércoles por la carretera privada.

"Normalmente uso la carretera Texcoco-Lechería para llegar a la zona de la Termoeléctrica, pero hay mucho tráfico casi siempre, voy a probar esta nueva autopista a ver qué tal está y si se reduce mi tiempo de traslado", comentó Joaquín González, otro de los conductores.

La nueva vialidad tiene una longitud de 13 kilómetros y cruza por ocho ejidos de Texcoco, así como de San Salvador Atenco, en dirección a la carretera Texcoco-Lechería los usuarios pagan desde ayer 39 pesos y de la Texcoco-Lechería a la autopista Peñón-Texcoco deben erogar 93 pesos.

El proyecto comenzó a construirse en el 2014, durante la administración del expresidente Enrique Peña Nieto, se encuentra a un costado del NAIM y está conectada con la autopista Peñón-Texcoco, se entronca con la carretera federal Texcoco-Lechería, además del corredor México-Tuxpan.

Ocho años después de que inició su edificación fue concluida porque integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), que se opusieron desde el 2001 a la realización de la terminal aérea en la región de Texcoco, realizaron protestas para que no se llevara a cabo porque ocupa parte de sus tierras.

Además, promovieron varios amparos ante la justicia federal para evitar que se efectuara porque argumentaban que la empresa constructora invadió parte de sus parcelas para el trazado de la autopista.

Al recorrer los 13 kilómetros del entronque de la autopista Peñón-Texcoco, los conductores no pueden incorporarse directamente hacia la autopista de Tepexpan con dirección a las Pirámides de Teotihuacán porque no hay una conexión, tienen que circular unos metros sobre la carretera Texcoco-Lechería y del lado izquierdo se encuentra el retorno hacia ese región, de lo contrario pueden circular hacia Tezoyuca-Atenco-Texcoco.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.