Los objetos coleccionables de la reina se venden como pan caliente, pero no todos se revalorizarán

·5  min de lectura
La imagen muestra un retrato de la reina Isabel II de Gran Bretaña en una vitrina junto a otros recuerdos dela familia real en Windsor, el 15 de septiembre de 2022, luego de la muerte de la reina Isabel II  (Foto de LOIC VENANCE/AFP vía Getty Images)
La imagen muestra un retrato de la reina Isabel II de Gran Bretaña en una vitrina junto a otros recuerdos dela familia real en Windsor, el 15 de septiembre de 2022, luego de la muerte de la reina Isabel II (Foto de LOIC VENANCE/AFP vía Getty Images)

El Reino Unido siempre ha atraído a coleccionistas de todas partes del mundo que sienten un interés especial por la realeza. Pero esta semana, las tiendas de variedades en Londres se han convertido en un hervidero de turistas que quieren regresar a sus hogares con un recuerdo de la reina Isabel II.

Los reportes de las agencias de noticias relatan cómo los encargados de los establecimientos han presionado a sus proveedores para mantener las vitrinas abastecidas con artículos producidos en masa como banderas, imanes de nevera, tazas y camisetas con el rostro de la reina y las fechas 1952-2022 que conmemoran los 70 años de su reinado.

La capacidad de reacción de la industria de los souvenir es tan rápida que la monarca murió el jueves 8 de septiembre y ya para el sábado tenían los artículos para recordar el cierre de toda una era. También comienzan a llegar los objetos con la imagen del nuevo rey Carlos III.

Un detalle importante es que estos artículos no oficiales se han encarecido. Los bolígrafos adornados con una corona imperial en tonos dorados cuestan unas por 7.99 libras (9,17 dólares) y las banderas con el rostro de Isabel II sonriendo se venden a 9 libras (10,30 dólares), según la agencia de noticias EFE.

Suspensión temporal

Pero los artículos oficiales tardarán un poco en llegar. The Royal Collection Trust ha suspendido la venta de recuerdos reales a los vendedores autorizados para respetar los 10 días de luto oficial. No se sabe cuánto recaudará el ente que gestiona las residencias oficiales, las colecciones de arte y los souvenirs ante un hecho histórico tan importante como la muerte de la Isabel II. Pero según su informe anual de 2019/2020, antes de la pandemia, la colección real recaudó 19.983.646 millones de libras esterlinas ( unos 22.922.640) en las ventas de las tiendas de regalo.

El encargado de una tienda de recuerdos ubicada frente al Palacio de Buckingham dijo a la agencia Bloomberg que los souvenir alusivos a la vida y la muerte de la reina generarán aún más interés que la fuerte demanda de regalos que causó el Jubileo de Platino para celebrar sus siete décadas en el trono.

La tienda online del Palacio de Kensington se mantiene activa con la colección del jubileo. Ofrece llaveros, libros, abanicos, broches, disfraces, collares, teteras, porcelanas, amuletos, anillos, pendientes por precios que varían de 50 centavos libras por un imán de nevera hasta 3.500 libras por la edición limitada de un caballo de madera blanco tallado a mano.

Las tiendas no oficiales tienen de todo a todos los precios. En Amazon hay monedas, muñecas con el rostro de la reina, estampillas antiguas, afiches, tazas. El artículo más costoso es una moneda canadiense de plata con el rostro de la reina en una cara y un oso en la otra de 1953 por unos 7.100 dólares.

Entre la listas de los más vendidos en Amazon en Estados Unidos está el libro “Los documentos del palacio: dentro de la casa de Windsor: la verdad y la confusión”, de la autora Tina Brown, publicado en abril de 2022.

El valor de los coleccionables reales

Algunos coleccionistas que han pasado años acumulando objetos de la reina Isabel II están evaluando si es el momento de vender para obtener algo de efectivo por su inversión.

Casi Prischl, representante de la firma australiana Theodore Bruce Auctions, dijo en una entrevista de radio que no todos los objetos coleccionables de la monarca se han revalorizado con su muerte.

Prishcl explicó que algunos artículos muy raros como las ediciones limitadas de bufandas confeccionadas para los jubileos adquirirán un valor importante.

Pero todos los objetos con motivos de la familia real producidos en masa son comprados como una afición pero no como una verdadera inversión porque no tienen interés para los coleccionistas.

La rareza es la característica principal de un objeto de colección, aunque hay algunas compras que solo satisfacen los deseos de formar parte de un momento histórico.

“Después de la boda de Kate y William, un pedazo de pastel de bodas fue ofertado en Internet y se vendió por 3000 dólares”, dijo Prishcl.

Lo mismo ocurrió con un pedazo del pastel de bodas de la princesa Diana y el príncipe Carlos, que se vendió por un poco más de 2000 dólares.

Pero los expertos aseguran que otro aspecto importante para valuar una pieza de colección es su antigüedad y para que realmente tenga un valor importante debe tener más de un siglo.

En el caso de la reina Isabel II, el momento más memorable de su reinado fue su coronación en 1952. Así que el que posea un objeto raro de ese histórico acontecimiento deberá madurarlo otros 30 años para que verdaderamente valga una fortuna.

Fuentes: Amazon, Historic Royal Palaces, Perth Now, The Guardian

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Insólitos artículos subastados a precios astronómicos