Obispos de Veracruz llaman a votar razonadamente

·2  min de lectura

VERARUZ, Ver., abril 11 (EL UNIVERSAL).- Los 13 Obispos de la Iglesia Católica de Veracruz llamaron a la ciudadanía a razonar su próximo voto para elegir la propuesta que pueda propiciar el mayor bien posible, que lleve a tener acceso a la paz, seguridad, confianza, justicia, respeto de los derechos humanos y la solidaridad real con los más pobres y necesitados, así como leyes que favorezcan el bien común.

Los representantes católicos de las Diócesis de Xalapa, Veracruz, Tuxpan, Papantla, Córdoba, Orizaba, San Andrés Tuxtla, Coatzacoalcos, recordaron que México y Veracruz enfrentan un ambiente con serios problemas que vienen alterando la vida de las comunidades, por lo que presentaron un catálogo de siete propuestas para analizar el voto.

En un mensaje conjunto, advirtieron que la violencia con sus múltiples manifestaciones sigue causando sufrimiento, tristeza e impotencia y que la delincuencia se sigue manifestando en los robos, extorsiones, secuestros, variadas formas de violencia contra la mujer y la trata de personas.

Destacaron que la crisis sanitaria, causada principalmente por el Covid-19, sigue afectando la vida de todos con consecuencias graves en la relación personal y comunitaria, dando como resultado el aislamiento y la soledad en muchas personas y familias, además de las penosas heridas en aquellos que han sufrido el contagio o han perdido algún familiar.

"El desempleo y la crisis económica han llevado al crecimiento en el número de pobres, causando serios estragos familiares y sociales", lamentaron.

Llamaron a no ser indiferentes ante el fenómeno migratorio y el mal trato que se les da a los hermanos migrantes que atraviesan gran parte de nuestro territorio veracruzano.

"Con tristeza constatamos el descuido creciente en todo lo que tiene que ver con el medio ambiente y el cambio climático, pues hemos olvidado que sólo somos custodios y administradores de la tierra", expusieron.

Y criticaron el desarrollo limitado para favorecer energías limpias y una ausencia de acciones que detengan la deforestación de nuestros bosques, tanto tropicales como de las montañas del Cofre de Perote y Pico de Orizaba.