Los obispos le reclaman al Gobierno que autorice las misas dentro de los templos

·3  min de lectura
Los obispos de Buenos Aires expresaron su rechazo al protocolo que aprobó la Legislatura porteña en el momento más crítico de la pandemia
Los obispos de Buenos Aires expresaron su rechazo al protocolo que aprobó la Legislatura porteña en el momento más crítico de la pandemia

Frente a las restricciones por la pandemia, la Iglesia pidió al Gobierno que se permita celebrar misas en los templos religiosos y reclamó “medidas razonables” que no queden libradas a “respuestas arbitrarias de las autoridades o a decisiones fundadas en la opinión personal de un funcionario”.

Lo hizo a través de una declaración de la comisión ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina, que preside el obispo de San Isidro, Oscar Ojea, en la que se pidió al gobierno de Alberto Fernández que se reconozca “la importancia de la espiritualidad en la vida de los pueblos” y se consideren las celebraciones religiosas como “una actividad vital”.

El Gobierno acumula conflictos con vecinos y aliados internacionales que alteran la política exterior

Tras los nueve días de férreas restricciones, desde ayer se permiten nuevamente celebraciones con diez personas al aire libre, aunque en algunos distritos del conurbano la habilitación se extiende a 20 feligreses.

En virtud de la proximidad del invierno, con jornadas de bajas temperaturas, el Episcopado pide ahora que se autoricen celebraciones en el interior de los templos, cumpliendo los protocolos correspondientes y las medidas de cuidado y distanciamiento social. En las últimas semanas varios obispos plantearon en sus provincias inquietudes por la apertura de celebraciones religiosas. Así lo hizo hace pocas semanas, por ejemplo, el arzobispo de La Plata, Víctor Manuel Fernández, en una reunión con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

Los reclamos de otras religiones

El pedido de la Iglesia se suma a pronunciamientos similares de otras confesiones religiosas, como la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera), que también reclamó recientemente que “los cultos sean tratados como actividad vital”.

El presidente del Episcopado, Oscar Ojea.
El presidente del Episcopado, Oscar Ojea.


El presidente del Episcopado, Oscar Ojea.

La declaración de los obispos sostiene: “Creemos que el respeto de esta sensibilidad religiosa no puede quedar librado a respuestas arbitrarias de las autoridades o a decisiones fundadas en la opinión personal de un funcionario. Por eso, a partir de la experiencia satisfactoria de tantos barrios, ciudades y provincias, solicitamos a las autoridades se adopten aquellas normas razonables que posibiliten la realización de celebraciones durante estos tiempos de bajas temperaturas, dentro de los templos, con la previsión de aforos en la proporción adecuada a sus espacios físicos”.

Tras sostener que “la pandemia se hace larga”, afirman que así lo saben “especialmente los esenciales que están en la primera línea, cuidando la fragilidad de nuestro pueblo, entre ellos el personal de salud y tantos otros servidores de la comunidad como, por ejemplo, las mujeres que llevan adelante los comedores comunitarios”.

La Iglesia señala que desde el 20 de marzo de 2020 acompaña las disposiciones sobre el cuidado de la vida y de la salud de todos. Y advierte: “Nuestro pueblo, ante esta terrible incertidumbre, necesita vivir la dimensión comunitaria de la fe en estos momentos significativos de su vida”. Necesita, por ejemplo, “poder dar cristiana sepultura a los seres queridos”, sostiene el Episcopado.

Al mismo tiempo, los obispos llaman a adoptar todas las normas que eviten la difusión del Covid-19. “En nuestras comunidades, vimos cómo se han ido perfeccionando los protocolos, los cuidados y sobre todo el sentido de responsabilidad social de ministros.

Junto con el obispo Ojea firman la declaración los arzobispos de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, y de Mendoza, Marcelo Colombo, ambos vicepresidentes del Episcopado, y el obispo de Chascomús, Carlos Malfa, secretario general del organismo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.