Obispos en Paraguay, dolidos por los desalojos de indígenas y campesinos

Asunción, 4 nov (EFE).- La Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) expresó este viernes su dolor e indignación por la situación de las tierras en el país y los desalojos de comunidades indígenas y campesinas, mientras "tantas" extensiones de terrenos están "en manos de unos pocos".

En un mensaje difundido al término de su 235 asamblea, presidida por el cardenal Adalberto Martínez, los obispos se refirieron a la educación, a las tierras y a las elecciones nacionales, entre otros temas.

Los obispos señalaron que la situación de la tierra y los territorios de los pueblos indígenas y asentamientos campesinos les "duele e indigna".

"No es posible continuar permitiendo la acumulación de tantas extensiones de tierras en manos de unos pocos y despojar a una gran mayoría de la posibilidad de soñar y desarrollar una vida digna sobre tierras aseguradas legalmente", advierten.

A juicio del Episcopado, el país no puede "seguir asistiendo a los continuos desalojos de las comunidades indígenas", como el que sufrió la población indígena de "15 de enero" en el departamento de Caaguazú.

En concreto, criticaron "la rapidez con la que se desplazan y la violencia con la que actúan las instituciones del Estado para dichos desalojos".

"¿Por qué algunos consiguen que el aparato estatal esté siempre a su servicio atropellando vidas ajenas y de inocentes y otros tantos nunca son escuchados en sus reclamos urgentes pidiendo justicia", subrayaron.

Los obispos pidieron al Estado tomar "una postura firme y coherente con los pueblos indígenas", que consideraron tiene el derecho y la exigencia "de ser atendidos prioritariamente en su dignidad".

También se refirieron a las elecciones generales de abril próximo y las internas partidarias de diciembre al apelar "al ejercicio libre y responsable del derecho y el deber del voto" y a un debate "sano y constructivo sobre el futuro" del país.

"Ahora es el momento de elegir a personas idóneas, con trayectorias probadas de honestidad y servicio a la comunidad y al país. También es la hora de tener un juicio crítico sobre las lluvias de promesas y sobre los negocios turbios que suelen plagar nuestras elecciones", agregaron los obispos, que además pidieron orar por las personas secuestradas y desaparecidas.

Con respecto al Plan Nacional de Transformación Educativa, pidieron la aplicación de los "valores irrenunciables" de la Constitución, entre ellos "la familia, la vida y la dignidad de toda persona".

(c) Agencia EFE