Los obispos de España se reunirán con el Papa en Roma entre diciembre y enero

·3  min de lectura

Barcelona, 31 oct (EFE).- Los obispos españoles, repartidos en cuatro grupos, se reunirán con el papa Francisco en diferentes días entre diciembre y enero para presentarle informes sobre sus diócesis, en la tradicional visita 'ad limina apostolorum' en Roma, según informa hoy el arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal Juan José Omella.

Los obispos de Cataluña, pertenecientes a las provincias eclesiásticas de Tarragona y Barcelona, ya tienen asignados los días del 15 al 19 de enero para hacer la visita 'ad limina apostolorum' en Roma, donde también serán recibidos por el papa Francisco, con el que departirán sobre las cuestiones de las diócesis.

Se trata de una visita que los obispos de la Iglesia católica suelen hacer a Roma cada cinco años con el objetivo de venerar los sepulcros de los santos apóstoles Pedro y Pablo, y de ser recibidos por el Papa.

Aunque Omella no ha informado del contenido concreto que tendrá la reunión con el Papa, es probable que se aborde la situación del obispo de Solsona, Xavier Novell, que renunció a su cargo en agosto "por motivos estrictamente personales" y que está tramitando su matrimonio civil con una escritora.

Según explica hoy el cardenal Omella en su carta dominical, el episcopado español hará la visita en cuatro grupos, entre diciembre y enero, distribuidos por provincias eclesiásticas, después de que la última visita 'ad limina' de los prelados españoles se hiciera en 2014.

Después de reunirse con los responsables de diferentes organismos de la curia romana, los obispos de las diócesis con sede en Cataluña fueron recibidos el 7 de marzo de 2014 por el papa Francisco, que entonces estaba en su primer año de pontificado.

El presidente del episcopado español ha explicado que 'Videra Petrum' es una expresión latina que indica el sentido de este encuentro en Roma.

"Vamos a 'ver a Pedro', el 'primero' de los apóstoles, el pescador de Betsaida de Galilea, quien fue 'discípulo, apóstol y mártir' de Cristo. Vamos a 'ver a Pedro', a rezar ante su sepulcro en la basílica vaticana, a verle y a escucharle en la persona de su actual sucesor en la sede romana", ha señalado el cardenal.

"Y como la Iglesia siempre ha unido, especialmente en su liturgia, las figuras de Pedro y Pablo, -añade Omella- iremos también a rezar a la basílica del gran apóstol de los gentiles, construida sobre el lugar que guarda la memoria de su martirio en Roma".

Será, según Omella, "una visita fraterna y alentadora a la comunidad de los tiempos apostólicos y de las catacumbas, con un gran número de testigos de fe -es decir, con sus mártires-, y a la comunidad cristiana de la actual ciudad y diócesis romana".

"Vamos a 'ver a Pedro' y a ver al papa Francisco; vamos a hacer un discernimiento o, si se quiere, una 'revisión de vida' sobre el estado de la vida cristiana en nuestras diócesis respectivas, con la esperanza de continuar dando respuesta a la vocación que hemos recibido", concluye Omella.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.