"Obesidad, una pandemia nacional"

MORELIA, Mich., octubre 12 (EL UNIVERSAL).- Para la diputada local de Michoacán, Lucila Martínez Manríquez, la obesidad en México se ha convertido ya en una pandemia que debe ser tomada con toda seriedad por toda la ciudadanía.

La integrante de la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado consideró que desde cada trinchera, la población en general debe asumir acciones para combatir esa pandemia.

La presidenta de la Comisión de Igualdad Sustantiva y de Género, recordó que en México, siete de cada 10 adultos sufren sobrepeso.

Lo anterior, dijo, equivale a cerca de 48.6 millones de mexicanos que tienen este padecimiento.

Manríquez Martínez, expuso que la mayoría de las personas que tienen sobrepeso u obesidad no le dan la importancia debida a este problema de salud.

"Y se vuelven omisos con las enfermedades que se le relacionan, tales como el síndrome metabólico, hipertensión, diabetes, dislipidemias e hígado graso", consideró.

Lucila Martínez destacó que existen 10 pasos básicos con los que, en base a especialistas, se puede cuidar la salud y combatir el sobrepeso:

"Desayunar, comer dos tazas de fruta y tres de verduras; beber litro y medio de agua natural, comer en al menos tres tiempos al día, emplear un sustituto de azúcar, optar por pan integran en vez de blanco, evitar el consumo de refresco y de chocolate y caminar al menos 30 minutos al día".

Lucila Martínez, dijo que uno de cada 20 niños menores de 5 años y uno de cada tres entre los 6 y 19 años de edad padece sobrepeso u obesidad.

Sostuvo que esas cifras colocan a México entre los primeros lugares en obesidad infantil a nivel mundial, problema que se presenta más a menudo en los estados del norte y en comunidades urbanas.

La diputada consideró en ese sentido que debe reflexionarse sobre el cambio en los patrones de consumo alimenticio en el país.

Afirmó que quienes han cambiado hacia una mayor ingesta de alimentos y bebidas ultraprocesados, llegan al punto que el 26% del total de la energía consumida por la población en México, corresponde a bebidas azucaradas con un 9.8%.

Asimismo, "alimentos no básicos altos en densidad energética con 16%", mencionó.