Obediente, Macao será premiada por Xi como futuro centro financiero

LA NACION

Farah Master y Keith Zhai

MACAO (Reuters).- El presidente chino, Xi Jinping, visitará Macao esta semana para anunciar una batería de nuevas medidas destinadas a diversificar la economía de esa ciudad, que depende de los casinos, y convertirla en un centro financiero.

Decenas de funcionarios y altos ejecutivos confirmaron la estrategia y consideran que de ese modo Pekín está recompensando a Macao por haberse sustraído a la ola de protestas que sacude a Hong Kong desde hace seis meses.

Entre las nuevas medidas está la creación de una bolsa de valores con denominación en yuanes y la aceleración de un centro para el establecimiento del renminbi que ya está en curso, así como la asignación de tierras para que Macao se desarrolle en China continental.

Si bien en los últimos meses se especuló mucho sobre estas propuestas, hasta el momento no había confirmación oficial al respecto.

"Hasta ahora, el desarrollo del sector financiero parecía estar reservado a Hong Kong", dijo un funcionario chino que prefirió el anonimato. "Solíamos favorecer en todo a Hong Kong, pero ahora queremos diversificar".

La visita de Xi para conmemorar los 20 años la reincorporación de Macao a China se produce en medio de elogios del gobierno central hacia esa ciudad, por defender el acuerdo marco de "un país, dos sistemas" que rige tanto en Macao como en Hong Kong.

Por el contrario, Pekín ha condenado las protestas contra el gobierno en Honk Kong y ha acusado a los manifestantes de socavar la estabilidad nacional.

La Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao no quiso hacer comentarios.

Una economía diversificada

Pekín ha dado instrucciones a los bancos y empresas estatales para que colaboren con el establecimiento de una infraestructura que contribuya a la diversificación financiera de Macao, según cuatro fuentes familiarizadas con el tema.

Según una de esas fuentes, dos altos funcionarios que ayudaron a crear la Bolsa de Comercio de Shanghái se mudaron a principios de este año a Macao para colaborar con la creación de una bolsa de comercio en yuanes en esa ciudad.

Funcionarios chinos y banqueros de Hong Kong dicen que el impulso para desarrollar la infraestructura financiera de Macao es parte de un plan para evitar que cualquier disrupción en Hong Kong tenga impacto en los negocios chinos.

La idea no es que Macao reemplace o socave el mercado financiero de Hong Kong, sino que China tenga un plan de contingencia en caso de que la situación en Hong Kong se degrade aún más.

"Xi Jinping ha dejado claro que quiere una economía diversificada para Macao", dijo otro funcionario chino que pidió no ser nombrado. El foco a futura estará puesto en el turismo y las finanzas, y así convertir a Macao en sede anfitriona de encuentros internacionales, como Singapur.

La nueva Bolsa de Macao se enfocará inicialmente en el comercio de bonos, para alentar a las empresas locales y chinas a emitir deuda en esa ciudad, según un funcionario chino al tanto de esta nueva política.

La Bolsa también hará foco en las empresas emergentes y apuntará a empresas de países lusohablantes, siempre asegurándose de no competir directamente con las bolsas de Hong Kong o de Shenzhen, ciudad del sur de China continental. Macao fue colonia portuguesa hasta 1999, cuando fue entregada a China.

Según funcionarios chinos, también está previsto que durante su visita Xi Jinping anuncie la incorporación de Macao al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura, que cuenta con el apoyo del gobierno de Pekín.

Se espera que Xi anuncie medidas para integrar más profundamente a Macao con las ciudades continentales del Área de la Gran Bahía, como se conoce a la región del delta del río Perla y donde también se encuentra Hong Kong.

Como parte de esta nueva política, a Macao se le asignarán nuevas tierras en la isla de Hengqin para desarrollos en áreas de educación y salud pública.

La desaceleración económica de China suma presión sobre Macao para que diversifique su economía, dependiente de la industria del juego y los casinos, que representan un 80% de sus ingresos.

"Planeamos trabajar con el gobierno de Macao para lanzar programas que alienten a los emprendedores de la próxima generación a establecer sus negocios en Hengqin", dice Lawrence Ho, CEO de Melco Resorts, que maneja tres hoteles casinos en Macao.

Otro operador de casinos, Sand China, dice que espera abrir una academia de entrenamiento en Hengqin.

"Todo esto es un premio a Macao por portarse bien", dice Larry So, analista político y profesor jubilado de la Universidad de Macao.

El modelo

En las últimas semanas, en diversas reuniones con altos funcionarios de su gobierno, Xi ha manifestado que es crucial encontrar la manera de implementar el "Modelo Macao" en Hong Kong, según dos fuentes presentes durante esas conversaciones.

"El presidente Xi elogió mucho el modo en que Macao aplica el modelo de ?un país, dos sistemas', y eso es un incentivo y un desafío", dijo el actual jefe del ejecutivo de Macao, Fernando Chui, en un encuentro con funcionarios chinos en Pekín, el 3 de este mes.

Más de la mitad de los 600.000 habitantes de Macao inmigraron desde China en las últimas décadas. Por lo tanto, los lazos de afinidad de Macao con el continente son más fuertes que los de Hong Kong, cuya población es mayormente nacida en el lugar.

Pekín ha destinado cientos de millones de dólares para crear asociaciones juveniles macaenses vinculadas con el gobierno chino.

"Macao será un ejemplo de la reunificación china", dijo el mes pasado ante las cámaras de la televisión china Ho Iat Seng, que a partir del 20 de diciembre será el nuevo jefe del gobierno de Macao, y agregó que la ciudad "estará en inmejorables condiciones de desarrollar el principio de un país, dos sistemas".

Traducción de Jaime Arrambide