Obama vuelve al primer plano en debate migratorio

WASHINGTON (AP) — El presidente Barack Obama se está colocando en primer plano del debate sobre la reforma migratoria esta semana después de haberle cedido las negociaciones al Congreso gran parte del año.

El mandatario concedió el miércoles dos entrevistas televisivas con canales que transmiten en español. Y esta semana, presidió una ceremonia en la Casa Blanca para otorgar la ciudadanía por naturalización a algunos inmigrantes. En el acto, instó a los legisladores a que concluyan las conversaciones sobre una reforma amplia a la ley de inmigración, un tema que ha estado estancado durante años en Washington.

Pero cauteloso de no echar a perder ese delicado esfuerzo bipartidista, en gran medida Obama sigue evitando tocar los espinosos temas de políticas que siguen sin solucionarse, incluido un nuevo programa de trabajadores con bajo nivel educativo que ha dividido a los líderes empresariales de los sindicales. La Casa Blanca prefiere dejarles esos detalles a los legisladores, bajo la lógica de que un proyecto de ley elaborado en el Capitolio tiene mayores probabilidades de obtener el apoyo republicano que uno influido abiertamente por el presidente.

"Estamos complacidos de que ellos estén haciendo avances", dijo el portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest sobre la "Banda de los Ocho", el grupo de senadores que está a punto de finalizar una propuesta de ley. "Nos reservamos el derecho de opinar sobre el resultado de esas discusiones hasta que se produzca".

El miércoles, entrevistado por dos televisoras en español, Univision y Telemundo, Obama evitó también enredarse en los detalles que restan por resolverse en el Senado. Sin embargo, dijo que una división entre los líderes empresariales y los sindicales sobre los salarios para los trabajadores no especializados difícilmente hará que naufrague la legislación.

"Es un tema que tiene solución", dijo.

El presidente avanzó poco cuando intentó reformar las fracturadas leyes migratorias en su primer mandato, pero redobló esfuerzos después de ganar la reelección. La contienda de noviembre también hizo que algunos republicanos dejaran de oponerse a una reforma migratoria, dado el abrumador respaldo hispano a Obama.

En un esfuerzo por mantener a los republicanos en la mesa de negociaciones, Obama pasó al segundo plano en una de sus máximas prioridades de su segundo mandato. Expuso sus principios migratorios durante un mitin en enero en Las Vegas e hizo un apasionado llamado para reformar las leyes en la materia en el informe anual del Estado de la Nación que pronunció en febrero. Luego pasó el esfuerzo a los legisladores.

Sin embargo, el presidente ha convocado a discusiones en privado a los senadores del grupo de trabajo y el gobierno está aportado apoyo técnico a los legisladores. Se espera que la Banda de los Ocho presente su proyecto cuando el Congreso regrese de un receso de dos semanas, en la semana del 8 de abril.

Obama y el grupo de senadores están de acuerdo en algunos aspectos centrales, entre ellos un camino para dar la ciudadanía a casi 11 millones de personas que viven en Estados Unidos sin papeles migratorios, reformar el sistema de migración autorizada e imponer estrictos estándares a las empresas para que corroboren que sus trabajadores están legalmente en el país.

___

La periodista de The Associated Press, Erica Werner colaboró con este despacho.

___

Julie Pace está en Twitter como https://twitter.com/jpaceDC

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK