Obama invita legisladores a discutir vigilancia

Por JOSH LEDERMAN
Desde la izquierda, el subdirector de la Agencia de Seguridad Nacional John C. Inglis; Robert Litt, consejero general de la Oficina del Director Nacional de Inteligencia; y Sean Joyce, subdirector del FBI, testifican en el Capitolio, en Washington, el miércoles 31 de julio de 2013, mientras la Comisión de Inteligencia del Senado interroga a funcionarios de alto rango del gobierno de Barack Obama sobre los programas de vigilancia de la NSA. Un grupo bipartidista de legisladores se dirigirá a la Casa Blanca el jueves para discutir sus preocupaciones sobre la NSA con el presidente Obama. (AP Foto/J. Scott Applewhite)

WASHINGTON (AP) — Un grupo bipartidista de legisladores irá a la Casa Blanca el jueves para discutir sus preocupaciones sobre la Agencia de Seguridad Nacional con el presidente Barack Obama.

Los demócratas Mark Udall, de Colorado, y Ron Wyden, de Oregon, dos senadores que encendieron las alarmas sobre los programas de vigilancia de la NSA, como se conoce a la agencia por sus siglas en inglés, asistirán junto con la presidenta de la Comisión de Inteligencia del Senado, Diane Feinstein, de California.

Un asesor del Senado dijo que la Casa Blanca propuso la reunión e invitó a republicanos y demócratas de la Cámara de Representantes y el Senado. El asesor exigió el anonimato porque la reunión no ha sido anunciada públicamente.

La Casa Blanca no hizo declaraciones de inmediato.

La reunión se realiza en momentos en que los legisladores preocupados por la privacidad están presionando para limitar la autoridad de la NSA. El equipo de seguridad nacional de Obama argumenta a favor de mantener sus poderes de vigilancia intactos, aunque reconoce que algunas limitaciones parecen inevitables.

Por otra parte, el equipo de seguridad nacional de Obama reconoció por primera vez el miércoles que, al investigar a un presunto terrorista, puede leer y almacenar los registros telefónicos de millones de estadounidenses.

Desde que se reveló recientemente que la NSA recopila los registros telefónicos de todos los estadounidenses en una base de datos, el gobierno de Obama ha asegurado al país que rara vez se inspeccionan los registros y que, cuando se hace, los funcionarios únicamente le apuntan a presuntos terroristas internacionales.

Sin embargo, el testimonio ante el Congreso del miércoles mostró lo fácil que es que el gobierno analice los patrones de llamadas de estadounidenses sin conexión con el terrorismo.

Depende de lo que se conoce como análisis de "salto" o "cadena". Cuando la NSA identifica a un sospechoso, puede ver no sólo sus registros telefónicos, sino también los registros de todos aquellos a los que llama, todas las personas que llaman a esas personas, y todos los que llamen a su vez a esas personas.

Si la persona promedio llama a 40 personas, el análisis de tres "saltos" permitiría al gobierno recabar los registros de 2,5 millones de estadounidenses cuando investiga a un presunto terrorista.

La NSA ha dicho que realizó 300 búsquedas en su base de datos telefónica el año pasado. Lo que no había dicho hasta el miércoles era que el análisis de tres "saltos" o niveles de esas búsquedas podría significar examinar los registros telefónicos de decenas o incluso cientos de millones de personas.