Obama desea reforma migratoria en primer semestre

WASHINGTON (AP) — El presidente Barack Obama dijo el miércoles que le gustaría lograr la reforma migratoria durante el primer semestre del 2013.

"Tengo la esperanza de que se pueda lograr, y no creo que debe tardar muchos meses", dijo Obama durante una entrevista concedida a Telemundo. "Creo que es algo que deberíamos poder hacer este año y me gustaría ver si lo podemos hacer antes, en la primera mitad del año si es posible".

Obama acudió a Telemundo y a Univision un día después de relanzar en Las Vegas su propuesta para una reforma, la cual concedería a los inmigrantes ilegales la opción de naturalizarse siempre que se sometan a revisiones de seguridad nacional y prontuario policial, paguen impuestos y una multa, esperen que se hayan atendido todas las solicitudes presentadas previamente por los inmigrantes legales y aprendan inglés.

El planteamiento de Obama coincide mayormente con el presentado el lunes por ochos senadores, pero la principal discrepancia es que los senadores buscan condicionar la opción a la naturalización a mejorar la seguridad en la frontera y la supervisión para que los portadores de visas no excedan su estadía en territorio estadounidense.

En su discurso en Las Vegas, Obama dijo el martes que si los senadores no avanzan en un periodo prudente enviará un proyecto de ley basado en su propuesta e insistirá para que sea sometido a votación cuanto antes.

En una entrevista también concedida el miércoles y transmitida de manera simultánea por Univision, Obama dijo que no quiere poner una fecha límite a los senadores para que tengan tiempo de negociar.

"Si ellos están avanzando y ya quieren tener para marzo un proyecto de ley, creo que es un plazo razonable y creo que es posible", dijo Obama refiriéndose a la aspiración expresada por los ocho senadores de tener un proyecto de ley redactado para el 1 de marzo.

"No voy a poner fechas específicas porque quiero darles espacio para debatir. Si se corre una semana es una cosa, pero si se empieza a estirar por tres meses es un problema", agregó el mandatario.

El senador republicano Marco Rubio, uno de los ocho que elaboraron la propuesta, criticó a Obama después de su discurso al considerar que "el discurso del presidente dio la impresión de que piensa que reformar las leyes migratorias rápidamente es más importante que reformarlas correctamente".

Obama dijo a Univision que no cree que la negociación por una reforma migratoria se vaya a convertir en una batalla entre Rubio y él porque "pusimos la seguridad fronteriza primero que la opción a la naturalización".

Y sobre conversar directamente con el senador por Florida, le dijo a Telemundo estar "abierto a reunirme con cualquiera, a cualquier hora, en cualquier lado....para asegurar que esto ocurre. Y si quieren una reunión pública, una reunión privada, cualquier cosa necesaria para mover esto hacia adelante, estamos contentos de hacerlo".

Obama resultó relecto el 6 de noviembre para un segundo mandato de cuatro años al recibir el 70% del voto hispano, pese a que incumplió su promesa de lograr una reforma migratoria durante su primer mandato y deportó a un promedio anual sin precedentes de 400.000 personas.

Ante una pregunta de si los deportados recientemente podrán volver a Estados Unidos con la reforma migratoria, Obama le dijo a Univision que dejará que el Senado se encargue de esos detalles.

"No quiero llenar los espacios en blanco, porque de otra manera hubiera presentado un proyecto de ley. Y eso a veces crea una dinámica en el Congreso en la que si yo apoyo algo, entonces algunas personas tienen que oponerse", indicó.

___

Luis Alonso Lugo está en Twitter como www.twitter.com./luisalonsolugo

___

Claudia Torrens en Nueva York y Edwin Támara en Los Angeles colaboraron con este despacho

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK