Obama anunciará secretario de defensa en diciembre

WASHINGTON (AP) — El presidente Barack Obama podría nombrar a su próximo secretario de defensa en diciembre, más pronto de lo previsto y quizás lo haga en un gran anuncio conjuntamente con su designación para la Secretaría de Estado, dijeron varios altos funcionarios del gobierno a The Associated Press.

Las designaciones, que serían decididas por Obama al mismo tiempo con un nuevo jefe para la Agencia Central de Inteligencia (CIA), serán vistas tanto por aliados como enemigos de Estados Unidos como un indicio de la manera en que guiará su política de seguridad nacional en su segundo mandato. Todas las selecciones tienen que ser confirmadas por el Senado, lo cual de por sí constituye un factor importante en sus decisiones.

Los principales nombres que se barajan para la Secretaría de Defensa son el ex senador republicano Chuck Hagel, de Nebraska; el subsecretario de defensa Ashton Carter, la ex principal funcionaria del Pentágono Michele Flournoy y el senador demócrata John Kerry de Massachusetts. Se considera que Kerry aspira más a ser el titular del Departamento de Estado.

Aunque Obama aún no ha tomado decisiones finales sobre las vacantes de su gabinete, los anuncios podrían tener lugar la próxima semana.

El secretario de Defensa, Leon Panetta, ha dejado claro que no pretende quedarse para un segundo mandato pero en ningún momento ha abordado el tema de su partida públicamente, que muchos han pensado podría ser en el transcurso del 2013. Sin embargo, Obama ha pensado en el reemplazo de Panetta con mucha antelación, con la ayuda de una lista de fuertes candidatos, dijeron los funcionarios.

Un alto funcionario dijo que se espera que Panetta continúe en el cargo por lo menos hasta la ceremonia de juramentación de Obama el 21 de enero, otra señal de que el presidente nombrará pronto a su nuevo titular de defensa. Los funcionarios hablaron a condición de mantenerse anónimos por no tener autorización para comentar los asuntos internos de la Casa Blanca.

Empero, la mayor atención política se ha centrado en el titular de la diplomacia estadounidense, la Secretaría de Estado.

Se cree que Obama nombrará a Kerry o a la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas Susan Rice, y el presidente mantiene sus consideraciones para la selección con tanta reserva que incluso los miembros de su círculo más íntimo se preguntan entre sí cual será su decisión. La secretaria de estado Hillary Rodham Clinton anunció sus planes de dejar el cargo y espera hacerlo pronto.

La Casa Blanca estudia la posibilidad de hacer un anuncio conjunto de ambas secretarías si todas las condiciones llegan a convergir.

El presidente desea seleccionar a nominados que no sólo reúnan las credenciales apropiadas, dijeron los funcionarios, sino que sus estilos y filosofía armonicen con los otros miembros del gabinete que tendrán carteras que se entrelazan.

Para el cargo del Departamento de Estado, Obama tiene estrechos vínculos con ambos candidatos, Rice es su amiga cercana y sus colaboradores señalan que está a tono con ella en lo que se refiere a política exterior. Kerry le dio su respaldo a Obama desde el inicio de su candidatura presidencial en el 2008, es un valioso enviado al extranjero, fue una ayuda en su intento de reelección y un aspirante para ser su primer secretario de estado.

Un factor considerable en la decisión de Obama es cuánto capital inicial tendrá que emplear en el esfuerzo de la confirmación. Mientras Kerry tiene el respaldo de sus colegas del Senado, Rice ha sido objeto de críticas por parte de los republicanos a causa de la versión inicial que expuso sobre el ataque al consulado de Bengasi, Libia el 11 de septiembre, que le costó la vida a cuatro estadounidenses, entre ellos el embajador Chris Stevens.

Cargando...