Oaxaca no ha recibido dinero extra del Gobierno federal para pandemia

·5  min de lectura

OAXACA, Oax., enero 26 (EL UNIVERSAL).- El titular de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), Juan Carlos Márquez Heine, aseguró que el gobierno federal no ha asignado un solo peso o una partida extraordinaria o especial para enfrentar la pandemia de Covid-19. Durante su comparecencia ante la Comisión Permanente de Salud de la 64 Legislatura del Congreso de Oaxaca, el funcionario afirmó lo anterior tras ser cuestionado por los legisladores locales sobre el despido de personal médico, de enfermería y administrativo, así como la reducción de sus salarios, la falta de insumos, medicamentos y equipo de protección personal para los trabajadores del sector.

También atribuyo esta situación al déficit financiero que registran los SSO desde hace 15 años y que fue causado, según afirmó, a la falta de disciplina financiera por la contratación de personal sin contar con un techo presupuestal o recursos económicos para ello. Estas condiciones, justificó, han limitado la atención de otros padecimientos o enfermedades, cirugías, entre otros, que requieren los oaxaqueños. Así aceptó que hay incrementos en muertes maternas, en violencia de género, en problemas psicológicos y embarazos en edades tempranas.

También reconoció que hay oaxaqueños que están muriendo en sus hogares por contagiarse de Covid-19, sin recibir ningún tipo de atención médica. Sin embargo, adelantó que en los próximos meses se presentarán avances y la solución a este déficit financiero "gracias a la generosidad de los diputados" – como manifestó – por el incremento al presupuesto de los Servicios de Salud de Oaxaca en 18.2%.

La comparecencia del recién nombrado titular de Salud de Oaxaca se dio entre una serie de protestas de trabajadores frente a la sede del Poder Legislativo. La primera manifestación que llegó fue la de agremiados al Sindicato Independiente de Trabajadores del Sector Salud (SITSS) y posteriormente arribaron integrantes del Frente Nacional de Trabajadores de Salud de la República Mexicana (FNTSRP). María del Carmen Noriega Agüero, secretaria general del SITSS, informó que su principal demanda es que se les restituya el trabajo a un total de 525 personas, pero particularmente a 142 trabajadores afiliados al sindicato. Estas personas se quedaron sin empleo tras la extinción del Seguro Popular y la creación del Instituto Nacional de la Salud para el Bienestar (Insabi).

Sin embargo precisó que ganaron un amparo en el que se resolvió que las autoridades estatales deben recontratarlos de manera inmediata y lo cual debió ocurrir desde el pasado 28 de febrero de 2020; adicionalmente, tienen una recomendación de derechos humanos a su favor con el mismo fin. La líder del SITSS expresó que el nuevo titular de los SSO debe tener claro que una cosa es la liquidación que recibieron por la extinción del Seguro Popular y otra muy diferente, la continuidad laboral y su nuevo contrato; que también estableció el Insabi desde el 31 de diciembre de 2019.

Noriega Agüero informó que otra de las exigencias es que Márquez Heine rinda cuentas sobre el destino de 90 millones de pesos que quedaron como remanente del Seguro Popular; recursos que no ha podido comprobar ante la Contraloría. Ese dinero, aseguró, sería destinado para la contratación de los trabajadores y de ahí su interés por saber cuál fue destino de ese dinero. "Ahora, por otra parte, se ha implicado él en otras situaciones que también llevan a desvío de recursos y la inconformidad es por qué sabiendo todas las situaciones en las cuales él está involucrado, todavía lo premian con ser secretario de Salud; es decir, más saqueo a la salud del pueblo y a la estabilidad laboral de los trabajadores", dijo.

En tanto que la protesta del FNTSRP fue para exigir el pago del salario de la primera quincena de los trabajadores de contrato de los Servicios de Salud de Oaxaca; para inconformarse por el despido de trabajadores y la reducción del 30% del salario al personal que labora para la dependencia estatal bajo la modalidad de contrato. Márquez Heine dijo respecto al personal que exige su recontratación, que se trata de empleados que perdieron su empleo en el momento en que el gobierno federal extinguió el Seguro Popular; asimismo, sostuvo que quienes reclaman su recontratación son personal administrativo y lo que se está privilegiando es la contratación de médicos y paramédicos.

Respecto de los trabajadores que se encuentran bajo la modalidad de contrato y que no han recibido el pago de la primera quincena de enero de 2021, que denunciaron despidos y reducción de sus salarios, Márquez Heine únicamente respondió que ya se dejó sin efectos la disminución de sus sueldos. La diputada local del Partido Acción Nacional (PAN), María de Jesús Mendoza Sánchez, acusó al titular de los SSO de engañar y mentir a los oaxaqueños y a los trabajadores del sector salud. "¿Por qué engañan a los oaxaqueños?, ¿por qué engañan a los trabajadores?, ¿por qué le juegan la cabeza a la gente?, ¿por qué no hay médicos en los centros de salud regionales?, ¿por qué no se ha contratado los trabajadores?", le inquirió la legisladora.

María Mendoza denunció y le recriminó que en el Hospital de la Niñez Oaxaqueña estén negando atención a los niños y niñas de Oaxaca, y que además, a aquellos que se recibe se les condiciona el servicio a cambio de que paguen por él, cuando las familias que acuden a ese hospital son de escasos recursos económicos. "Lo digo con conocimiento de causa", señaló al relatar la experiencia que ha tenido para que se le brinde atención médica a su hijo y que le ha permitido darse cuenta el trato que reciben las familias y los pacientes de este hospital. El nuevo titular de los SSO, Márquez Heine, no respondió a estos cuestionamientos. Mientras que el diputado local por Morena, Saúl Díaz Bautista, aseguró que el discurso del funcionario encargado de la política en salud del estado no existe realmente o está alejado de la realidad: "es lamentable la distancia entre lo que se manifiesta y lo que existe en Oaxaca. No hay camas, no hay espacios para atención de los pacientes. Es lamentable", sentenció.