Numerosas explosiones sacuden Ucrania, que denuncia "más de 100" ataques con misiles rusos

Por Dan Peleschuk y Herbert Villarraga

KIEV/BAJMUT, UCRANIA, 29 dic (Reuters) - Las sirenas antiaéreas sonaron en toda Ucrania cuando Rusia lanzó más de 100 misiles el jueves por la mañana, según un asesor presidencial ucraniano, y se oyeron explosiones en varias ciudades, incluida la capital, Kiev.

"Un ataque aéreo masivo. Más de 100 misiles en varias oleadas", escribió en Facebook el asesor de la oficina presidencial Oleksi Arestovich, y el jefe de la región ucraniana de Mikoláiv también informó de misiles rusos en el aire.

Se oyeron explosiones en Kiev, Yitomir y Odesa, según un corresponsal de Reuters y los medios de comunicación locales.

En las regiones de Odesa y Dnipropetrovsk se anunciaron cortes de electricidad para minimizar los posibles daños a la infraestructura energética.

El bombardeo se produjo poco después de que el Kremlin rechazara un plan de paz ucraniano e insistiera en que Kiev aceptara la anexión rusa de cuatro regiones.

Moscú ha negado en repetidas ocasiones haber atacado a civiles, pero Ucrania afirma que sus bombardeos diarios están destruyendo ciudades, pueblos y la infraestructura del país, desde la eléctrica hasta la médica.

El miércoles, los bombardeos rusos alcanzaron el ala de maternidad de un hospital de la ciudad de Jersón, aunque nadie resultó herido, según Kirilo Timoshenko, jefe adjunto de gabinete del presidente Volodímir Zelenski. El personal y los pacientes fueron trasladados a un refugio, dijo Timoshenko en un post en Telegram.

La recientemente liberada ciudad meridional ucraniana de Jersón ha permanecido bajo el bombardeo constante de las fuerzas rusas que se habían retirado a la orilla oriental del río cuando la ciudad fue retomada en una importante victoria para Ucrania el mes pasado.

Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero. Kiev y sus aliados occidentales han denunciado las acciones de Rusia como una apropiación de tierras al estilo imperialista. El presidente ruso Vladimir Putin la describe como una "operación militar especial" para desmilitarizar a su vecino.

Occidente ha impuesto a Rusia amplias sanciones por la guerra, que ha matado a decenas de miles de personas, ha expulsado a millones de sus hogares, ha dejado ciudades en ruinas y ha sacudido la economía mundial, disparando los precios de la energía y los alimentos.

Las exportaciones rusas de gas a Europa a través de gasoductos se desplomaron en 2022 hasta mínimos de la era postsoviética, ya que su mayor cliente recortó las importaciones debido al conflicto de Ucrania y un importante gasoducto resultó dañado por explosiones de causa todavía desconocida, según datos de Gazprom y cálculos de Reuters.

REALIDADES DE HOY

Aún no hay perspectivas de conversaciones para poner fin a la guerra.

Zelenski está impulsando enérgicamente un plan de paz de 10 puntos que prevé que Rusia respete la integridad territorial de Ucrania y retire todas sus tropas del país.

Pero Moscú lo rechazó el miércoles, reiterando que Kiev debe aceptar la anexión rusa de las cuatro regiones: Luhansk y Donetsk, en el este, y Jersón y Zaporiyia, en el sur.

No puede haber un plan de paz "que no tenga en cuenta la realidad actual del territorio ruso, con la entrada de cuatro regiones en Rusia", declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, dijo que la idea de Zelenski de expulsar a Rusia del este de Ucrania y Crimea con ayuda occidental y conseguir que Moscú pague daños y perjuicios a Kiev es un "delirio", informó la agencia de noticias RIA.

La agencia de noticias rusa TASS citó a Lavrov diciendo que Rusia seguirá aumentando su fuerza de combate y sus capacidades tecnológicas en Ucrania.

Lavrov afirmó que las tropas movilizadas por Moscú han recibido un "serio entrenamiento" y que, aunque muchas ya están sobre el terreno, la mayoría aún no se encuentra en el frente de batalla.

ATAQUES EN JERSÓN

En el frente de batalla, Rusia bombardeó más de 25 asentamientos en los alrededores de Jersón y Zaporiyia, según informó el miércoles el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania. La región de Jersón, en la desembocadura del Dniéper, sirve de puerta de entrada a Crimea, anexionada por Rusia.

Persistían los intensos combates en torno a la ciudad ucraniana de Bajmut, en la provincia oriental de Donetsk, y al norte, en torno a las ciudades de Svatove y Kreminna, en Luhansk, donde las fuerzas ucranianas intentan romper las líneas defensivas rusas.

El Ministerio británico de Defensa afirmó que Rusia probablemente había reforzado la sección de Kreminna de la línea del frente, ya que es importante desde el punto de vista logístico y relativamente vulnerable tras los avances ucranianos más al oeste.

El analista militar Oleh Zhdanov, afincado en Kiev, señaló que la ciudad y la región de Járkov también habían sufrido fuertes ataques que dañaron un gasoducto regional.

El alcalde de Járkov, Ihor Terejov, dijo en un mensaje de Telegram que la ciudad había sido atacada dos veces, "presumiblemente" por drones Shahed iraníes, cinco de los cuales el mando aéreo del este de Ucrania informó por separado de que habían sido derribados sobre la ciudad de Dniéper.

Reuters no pudo verificar estas informaciones sobre el campo de batalla.

(Reporte de Reuters; escrito por Himani Sarkar; editado en español por Flora Gómez)