UE negocia salida a crisis de Ucrania, muertos trepan a 75

Por Richard Balmforth y Alessandra Prentice

KIEV (Reuters) - Los ministros de la Unión Europea intentaban negociar un acuerdo político en Ucrania, luego de que los enfrentamientos armados del jueves entre la policía y los manifestantes opositores al Gobierno elevaran a 75 el número de muertos, en la peor ola de violencia de la historia del país desde tiempos soviéticos.

Tres horas de luchas encarnizadas en la Plaza de la Independencia de Kiev, que finalmente volvió a ser ocupada por los manifestantes, dejaron los cuerpos de más de 20 civiles tirados en el suelo, a poca distancia del lugar donde el presidente Viktor Yanukovich se reúne con delegados de la UE.

Los ministros de Alemania, Francia y Polonia se embarcaron en una "difícil noche de negociaciones" con el mandatario y la oposición, dijeron funcionarios de la UE que esperaban que un plan para instalar un Gobierno interino y llamar a elecciones anticipadas diera paso a una distensión de las hostilidades.

El ministro de Relaciones Exteriores de Francia dijo que todavía no había acuerdo sobre una hoja de ruta propuesta para terminar con el caos, que empezó a gestarse en noviembre después de que Yanukovich abandonó una oferta de un acuerdo comercial con la Unión Europea y prefirió estrechar lazos con Rusia.

"No hay acuerdo por ahora, las negociaciones están muy difíciles y estamos trabajando para llegar a una solución pacífica", dijo el ministro galo Laurent Fabius a periodistas.

Los tres ministros, que extendieron su estadía en Kiev hasta el viernes, han estado negociando con el Gobierno y la oposición ucranianos desde el jueves por la mañana.

"Tenemos que buscar todas las formas para ver cómo encontrar una manera de instalar un nuevo Gobierno en Kiev, pensar en unas elecciones y ver una forma de terminar con la violencia, pero en este momento no hay una solución", declaró Fabius.

BOMBAS INCENDIARIAS

Previamente en el día, la policía anti disturbios fue capturada en imágenes de video mientras disparaba contra los manifestantes desde el techo de un edificio en dirección a la plaza central, conocida como Maidan.

Los manifestantes lanzaron bombas molotov y piedras contra las fuerzas de seguridad para replegarlas desde una esquina de la plaza, capturada por los efectivos al inicio de las batallas más feroces dos días antes.

El Ministerio de Salud informó que 75 personas han muerto en los actos de violencia desde el martes por la tarde, lo que significa que al menos 47 perecieron en los enfrentamientos del jueves. La cifra refleja por lejos la peor jornada de disturbios desde que Ucrania salió de la Unión Soviética hace 22 años.

El trío de ministros de Relaciones Exteriores se reunió con Yanukovich y la oposición después de que sus colegas de la Unión Europea en Bruselas anunciaron sanciones contra quienes resulten responsables de la violencia en Ucrania y amenazaron con tomar más medidas si las autoridades no restauran la calma.

Vitaly Klitschko, un líder opositor, dijo que esperaba que se produzca un acuerdo durante la madrugada pero afirmó que hasta el momento no había un resultado claro.

En un nuevo esfuerzo diplomático, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, conversó sobre la crisis con la canciller alemana, Angela Merkel, quien a su vez discutió sobre Ucrania con el mandatario ruso, Vladimir Putin.

Putin "resaltó la importancia crítica de un fin inmediato al derramamiento de sangre, la necesidad de tomar medidas urgentes para estabilizar la situación y reprimir los ataques terroristas y de extremistas", dijo el Kremlin, compartiendo la postura de Kiev de que se estaría enfrentando a un golpe de Estado.

La Casa Blanca dijo que Obama y Merkel acordaron que era "crucial" que los líderes de Estados Unidos y la UE "se mantengan en contacto en los próximos días sobre medidas que podrían tomarse para buscar un fin de la violencia y una solución política que esté en el mejor de los intereses del pueblo ucraniano".

El plan de la UE "ofrece la oportunidad de terminar con la violencia", dijo el primer ministro polaco, Donald Tusk, en Varsovia, y agregó que Yanukovich estaría dispuesto a convocar a elecciones anticipadas parlamentarias y presidenciales, la última de las cuales generaría mayor resistencia del mandatario.

A Yanukovich le queda un año para terminar su mandato.

Un manifestante ucraniano en pleno enfrentamiento con la policía. (AFP | Bulent Kilic) (Reporte adicional de Natalya Zinets, Pavel Polityuk, Vasily Fedosenko, Sabine Siebold, John Irish, Francesco Guarascio y Adrian Croft. Editado en español por Marion Giraldo)