Su nuevo uniforme le juega una mala pasada a Bianca Andreescu en el US Open

·4  min de lectura

Lee las noticias a tu ritmo

¿QUÉ HA PASADO?

La canadiense Bianca Andreescu tuvo que cambiarse de ropa en su debut en el US Open porque su nuevo uniforme de Nike no dejaba de levantarse debido al viento.

Bianca Andreescu y el vestido que le dio problemas en el US Open. (Foto: Eurosport).
Bianca Andreescu y el vestido que le dio problemas en el US Open. (Foto: Eurosport).

Vale, me interesa: CUÉNTAME MÁS

Andreescu, campeona de la edición de 2019 del Grand Slam estadounidense, saltó a la cancha Grandstand para jugar este 29 de agosto ante la francesa Harmony Tan en la primera ronda del torneo con un nuevo uniforme que le cedió la marca deportiva que la patrocina, Nike.

No obstante, ya durante el calentamiento notó que la falda del vestido se levantaba continuamente debido al viento y le afectaba a sus golpes. Entonces se acercó al juez de silla para pedirle que le dejara ir a los vestuarios a cambiarse y que no le contara como un parón para el baño.

Lo curioso es que no dejó en buen lugar a su patrocinador durante su charla con el juez de silla. “Es la primera vez que llevo este vestido y es realmente incómodo. Necesito cambiarme porque es muy malo. Es de verdad incómodo. ¿Esto no contará como uno de mis parones para ir al baño? Quiero decir, no es mi culpa, es culpa de Nike. Este vestido es tan, tan malo...”, soltó. El árbitro accedió a su petición.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

OK, QUIERO SABERLO TODO

La joven de 22 años llegaba a Nueva York tras haber recuperado algo la forma en esta temporada alcanzando los cuartos de Miami y la final de Hamburgo después de dos años para olvidar por continuos problemas en la rodilla. Lo que no esperaba tener en su debut en el US Open era encontrarse con el problema de su indumentaria de Nike, marca que la patrocina desde sus inicios.

Andreescu, número 48 del ranking de la WTA, le mostraba al juez de silla la falda de su vestido mientras trataba de explicarle los problemas que le estaba causando. “Ok, necesito cambiarme. Es realmente malo”, dijo cuando finalmente el árbitro le dio permiso para marcharse al vestuario.

La canadiense regresó a la pista unos minutos después con otra indumentaria de Nike con camiseta sin mangas blanca y un pantalón corto de color azul que no le dio ningún problema. De hecho, acabó realizando un gran encuentro e imponiéndose en tres sets a Tan, número 112 del mundo, por 6-0, 3-6 y 6-1.

Andreescu regresó a pista con otra indumentaria. (Foto: Robert Prange / Getty Images).
Andreescu regresó a pista con otra indumentaria. (Foto: Robert Prange / Getty Images).

Visto el palo que le había dado a su propio patrocinador, en la rueda de prensa posterior al partido trató de explicarse. “Simplemente me estaba molestando en algunos golpes de derecha. Sentía que se me estaba subiendo un poco. Obviamente, el viento no ayudó”, dijo ante los periodistas. “No quise ofender con lo que le dije al árbitro. Estaba tratando de convencerlo de que no me quitara el descanso para ir al baño porque sé que solo tenemos dos. Fue muy amable al decir que estaba bien”.

“Definitivamente podría haber usado un lenguaje diferente. Así que me disculpo con cualquiera a quien le falté el respeto”, añadió. “Amo a Nike y espero poder estar con ellos por el resto de mi vida”.

Volvió a sentir más tarde en que no cambiará de marca. “Por supuesto que no. No hay otra posibilidad. Preferiría estar con Nike por el resto de mi vida. Y sí, definitivamente, me disculpo por lo que dije”, sentenció.

Andreescu jugará en la segunda ronda del US Open contra la brasileña Beatriz Haddad Maia, decimoquinta cabeza de serie. Habrá que estar pendientes de su indumentaria.

Como decíamos, la canadiense lleva tres temporadas difíciles después de que en 2019 sorprendiera llevándose el Abierto de Estados Unidos derrotando a Serena Williams en la final. Aquel triunfo le sirvió para alcanzar el número 4 del mundo después de haberse llevado también aquel año los WTA 1000 de Indian Wells y Canadá.

Andreescu levantando el trofeo de campeona del US Open de 2019. (Foto: Lev Radin / Anadolu Agency / Getty Images).
Andreescu levantando el trofeo de campeona del US Open de 2019. (Foto: Lev Radin / Anadolu Agency / Getty Images).

Desde entonces ha competido muy poco por culpa de sus lesiones y no ha podido volver a ganar ningún título. Sus mejores resultados han sido la final de Miami y los cuartos del US Open del año pasado.

VÍDEO | Lo más destacado del día 1 en el US Open

Más historias que te pueden interesar: