Nuevo jefe militar de Somalia sobrevive a ataque; 13 muertos

Por ABDI GULED

MOGADISCIO, Somalia (AP) — El nuevo jefe del ejército de Somalia sobrevivió un ataque suicida el domingo en el que murieron 13 personas, dijo la policía. El general Mohamed Ahmed Jimale acababa de prestar juramento y estaba viajando en una caravana con altos funcionarios del gobierno cuando un coche bomba estalló cerca del complejo del ministerio de Defensa, dijo la policía.

Cinco soldados y al menos ocho civiles que iban en un minibús murieron, dijo el capitán Mohamed Hussein, un alto funcionario policial. El grupo extremista islámico Al Shabab se atribuyó el ataque.

Una columna de humo se alzaba desde la escena del ataque y se escucharon tiroteos. Los restos de la furgoneta destruida por la explosión estaban en la calle, sobre un charco de sangre.

Los soldados dispararon al aire para dispersar una muchedumbre que estaba cerca de un vehículo de la compañía de electricidad que también resultó destruido por la explosión.

"Lo sucedido es una tragedia dolorosa: la explosión destruyó dos furgonetas atestadas y nadie sobrevivió", dijo Abdifitah Halane, portavoz del alcalde de Mogadiscio. "Había carne y sangre por todas partes", dijo, mirando la destrucción.

Detrás de los restos de una furgoneta, una mujer sollozaba y gritaba el nombre de un hombre, al parecer su esposo, que estaba en el vehículo.

La bomba marcó un drástico inicio para el mandato de Jimale como jefe del ejército de Somalia. Fue nombrado el jueves por el presidente Mohamed Abdullahi Mohamed, que declaró Somalia una zona de guerra. El presidente, elegido en febrero, remplazó a los jefes de sus fuerzas armadas y sus cuerpos de inteligencia y le instruyó al ejército preparar una nueva ofensiva contra Al Shabab. Mohamed remplazó además al jefe de la policía del país y al alcalde de la capital.

Los cambios buscan mejorar la frágil seguridad en el país africano, en momentos en que Al Shabab, aliado de Al Qaeda, incrementa ataques suicidas en la capital.

El presidente les dio a los miembros del de Al Shabab un período de amnistía de 60 días para entregarse y sumarse al lado del gobierno.

Dijo que su gobierno se centrará primero en la seguridad de la capital y seguidamente en el resto de Somalia. La semana pasada, un coche bomba en un restaurante en Mogadiscio mató al menos a siete personas.