El nuevo impuesto para los ricos en Canadá va a obligar a rascarse el bolsillo

·2  min de lectura

En las últimas semanas, ha habido mucho debate a nivel global por los vuelos privados de las celebrities. Concretamente, el que levantó mucha indignación fue un desplazamiento de apenas tres minutos de Kylie Jenner. En un momento muy delicado, en el que el planeta está sufriendo los efectos del cambio climático, con olas de calor cada vez más frecuentes y potentes, urge tomar medidas para construir un mundo más sostenible.

Y Canadá ya se ha puesto manos a la obra. Sus autoridades han aprobado un nuevo impuesto que seguramente va a hacer que las personas ricas se lo piensen dos veces antes de elegir cómo desplazarse. Y si aun así, siguen adelante con su elección, les va a tocar rascarse el bolsillo.

Los ricos van a pagar un impuesto por sus yates en Canadá. (Photo by TOR ERIK SCHRDER/NTB/AFP via Getty Images)
Los ricos van a pagar un impuesto por sus yates en Canadá. (Photo by TOR ERIK SCHRDER/NTB/AFP via Getty Images)

Esta nueva tasa va a entrar en vigor el 1 de septiembre y tiene como objetivo los vehículos de alta gama, entre los que se encuentran los coches, los yates y, por supuesto también, los jets.

Este impuesto al lujo se va a aplicar a todos los vehículos y aeronaves que cuesten más de 100.000 dólares (unos 97.644 euros) en el mercado minorista y a todas las embarcaciones que superen los 250.000 dólares (244.111 euros). La tasa va a suponer el 10% del valor total del artículo.

Así pues, si un barco cuesta 300.000 euros, el propietario deberá pagar 30.000 en impuestos y si un avión o coche valen 150.0000 serán 15.000 los euros extra que habrá que desembolsar al Estado.

La medida, además, se va a aplicar de forma retroactiva a cualquier acuerdo de venta por escrito que se haya realizado desde el 1 de enero de 2022, tal y como recuerda Robb Report.

Lógicamente, el calado de esta nueva tasa va a ser importante en el país y va a tener como principal consecuencia el encarecimiento de este tipo de vehículos para aquellos canadienses que puedan permitirse lo que valen.

Críticas al Gobierno

Mientras que entra en vigor, el Gobierno ya ha recibido importantes críticas. Los expertos consideran que este impuesto puede traer consigo la pérdida de al menos 900 puestos de trabajo, aunque parece que las autoridades tienen claro la idoneidad de la medida.

Las principales estimaciones apuntan a que se van a generar 600 millones de dólares (585 millones de euros) durante cinco años y, lo que es más importante, va a proporcionar importantes beneficios para el medioambiente. Su éxito también podría animar a otros países a seguir la misma senda.

EN VÍDEO I La suite exclusiva instalada en un antiguo Boeing 727

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.