Nueve detenidos por megaestafa: 170 damnificados con falsas entregas de casas y 0 km

Nueve personas fueron detenidas acusadas de formar parte de una banda delictiva dedicaba a realizar unas 170 estafas por valores millonarios haciéndoles creer a incautos que si pagaban parte de vehículos cero kilómetro o casas podían obtenerlos, con lo cual se ordenaron múltiples allanamientos en Córdoba, Buenos Aires y Rosario, indicaron fuentes policiales.

El Departamento de Delitos Económicos de la Policía de Córdoba, en coordinación con personal de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) de Rosario y agentes de la Policía bonaerense, llevó adelante numerosos operativos en Rosario, Buenos Aires, Mar del Plata y el interior de Córdoba, solicitados por la fiscal subrogante Daniel Maluf.

Nueve detenidos en varias provincias

Como corolario fueron detenidas nueve personas en diversas ciudades: Santiago Rivara (Córdoba capital); Gabriel Ramírez (Carlos Paz); Sergio Gassaro; David Bracamonte; María del Carmen Ramas; Patricia Monteleone y Miguel Francisco Fasio (en los partidos bonaerenses de Tres de Febrero y La Matanza); Juan Menchón (Mar del Plata); y Fabricio Scotta (Rosario).

La fiscal los imputó por presunta asociación Ilícita y estafas, y se espera que en las próximas horas todos los detenidos sean extraditados y alojados en el penal de Bouwer. "Todos los detenidos pertenecían a una empresa denominada Grupo Red, radicada en la ciudad de Córdoba, dedicada a la comercialización de automóviles e inmuebles", indicó la Policía.

El "modus operandi era captar ocasionales clientes bajo el ardid y posterior engaño de la financiación, el sueño de la casa propia, como así también obtener su auto 0 km. Una vez que los personas abonaban gran parte del bien adquiridos, la empresa hacía desaparecer el bien; no lo entregaba", agregó.

La estafa alcanza a varios millones de dólares
La estafa alcanza a varios millones de dólares

La estafa alcanza a varios millones de dólares

Ante el incumplimiento de lo pactado, luego los sospechosos eran ubicados, y tras los reclamos de los damnificados, la empresa les hacía la devolución -a fines de resarcir el daño- entregándoles cheques sin fondos. También cerraron los locales y los responsables desaparecieron.

La estafa, hasta el momento, asciende a millones de pesos y existen aproximadamente unos 170 damnificados. La investigación continúa para intentar ubicar a los restantes representantes de la firma "fantasma", quienes -incluso- podrían haberse fugado del país.