Por qué, a nueve años de la inundación que causó 89 muertes, La Plata se declara en emergencia climática

·11  min de lectura
Funcionarios municipales en el Comité Operativo de Emergencia Municipal
Santiago Hafford

LA PLATA.– Siguiendo las advertencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el camino adoptado ya por más de 2000 gobiernos locales en todo el mundo, la Municipalidad de La Plata se declaró en estado de emergencia climática.

Mientras para las autoridades de la capital bonaerense, golpeada en 2013 por una histórica inundación que dejó como saldo 89 víctimas fatales y multimillonarias pérdidas económicas, la medida apunta a poner a la ciudad en el lote de urbes argentinas más avanzadas en la gestión del riesgo, la iniciativa generó reparos y cuestionamientos de las asambleas vecinales de inundados y alimentó la denuncia de la oposición por una supuesta subejecución de partidas destinadas a la temática.

Fin de los parquímetros: cómo funciona el registro para que los vecinos estacionen gratis cerca de su domicilio

En un único artículo, la ordenanza sancionada el jueves último en el Concejo Deliberante local declaró la emergencia climática en el partido de La Plata en forma retroactiva a partir del 1° de marzo de 2022 y por el término de 18 meses, que coincide con el fin del mandato del actual gobierno encabezado por el intendente Julio Garro (Juntos por el Cambio), quien, tras la sanción legislativa, aseveró: “Como ciudad resiliente, es un hecho muy importante para seguir trabajando en infraestructura y políticas concretas que nos permitan cuidar a los vecinos”.

2 de Abril de 2013
La Plata bajo el agua
Un año después de la tragedia, la Justicia determinó que fueron 89 los muertos por aquella inundación.
2 de Abril de 2013 La Plata bajo el agua Un año después de la tragedia, la Justicia determinó que fueron 89 los muertos por aquella inundación.


La Plata, bajo el agua, el 2 de abril de 2013; murieron 89 personas

Pero, ¿de qué se trata la emergencia climática?, preguntó LA NACION. “Es, básicamente, el compromiso del gobierno de continuar trabajando para instalar a La Plata como pionera en la gestión del riesgo”, respondió desde la comuna el secretario de Gobierno platense, Marcelo Leguizamón. Reconoció que se trata de la “ratificación de nuestro compromiso, que parte del inicio de nuestra gestión en 2015, del reconocimiento de la problemática y apunta a transformar a La Plata en ciudad resiliente”.

Leguizamón, que además es responsable directo del Comité Operativo de Emergencias Municipal (COEM), adelantó algunos de los pasos a seguir. Según dijo, el mes próximo se avanzará en la firma de un convenio con la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) para acometer la fase 2 del Plan de Reducción del Riesgo por Inundaciones (PRRI), que permitirá compartir con la población un programa de coordinación de acciones entre el Estado y la ciudadanía frente a una emergencia hidrometeorológica. “Esa es la tarea más importante que tenemos por delante, ya que va a permitir que todos los vecinos sepan qué deben hacer frente a una inundación y también sepan qué va a hacer el Estado para protegerlos”, sostuvo.

La primera fase de ese convenio significó un pormenorizado estudio realizado por más de 70 investigadores de la UNLP para determinar las zonas más vulnerables en cada barrio y trazar planes de acción que ahora serán compartidos con la ciudadanía. “Ese trabajo se terminó a finales de 2019 y luego cuando íbamos a avanzar en la bajada al territorio llegó la pandemia, que impidió esa tarea”, justificó el funcionario, que también confirmó que se continuará con la ampliación del sistema de alerta temprana para cubrir íntegramente los 926 kilómetros cuadrados que posee el partido.

A este dispositivo, que hoy está constituido por 16 estaciones meteorológicas que advierten minuto a minuto los cambios en el clima (presión, temperatura, humedad, vientos y precipitación acumulada), se le sumaron en estos días cinco nuevas estaciones hidrometeorológicas, que miden en tiempo real las fluctuaciones en el caudal de los arroyos y que están siendo instaladas en las zonas de El Peligro, Etcheverry, Lisandro Olmos, Parque Sicardi y Arana. Los sensores emiten reportes al COEM desde donde, apelando a más de 1000 cámaras dispuestas en diferentes puntos, se puede observar en tiempo real el estado de bocas de tormenta y sumideros. “Es el sistema de monitoreo más moderno que hay en el país en este momento”, acotó el director de Hidrometeorología de la comuna, Mauricio Saldívar.

El sistema de alerta temprana de La Plata ya cuenta con 16 estaciones meteorológicas que advierten minuto a minuto los cambios en el clima y cinco sensores para medir las fluctuaciones en arroyos
Santiago Hafford


El sistema de alerta temprana de La Plata ya cuenta con 16 estaciones meteorológicas que advierten minuto a minuto los cambios en el clima y cinco sensores para medir las fluctuaciones en arroyos (Santiago Hafford/)

Leguizamón destacó la ampliación de Defensa Civil, que en el último año pasó de 25 a 80 agentes a partir de la incorporación a la planta municipal de cooperativistas. “Con el establecimiento de la base en la zona de San Lorenzo empezamos un plan de descentralización para que Defensa Civil esté presente en las distintas localidades”, agregó. Y enumeró otras medidas desarrolladas por la gestión: la continuidad del plan maestro hidráulico con las obras del arroyo El Gato, el derivador de la calle 31, la construcción del edificio modelo para el COEM y obras complementarias como el reservorio de Los Hornos, en 137 y 32, cuya construcción se inició hace dos semanas.

–¿Por qué se dispuso un plazo de 18 meses para la emergencia?

–Es el plazo de nuestro gobierno. Así permitimos que quien sea que nos suceda pueda decidir si sigue o no con esta política que marcó en 2013 un antes y un después, y nos pone en la obligación de seguir avanzando para adaptar una ciudad donde una lluvia de más de 30 milímetros por hora colapsa los sumideros y el agua comienza a circular por las calles. Debemos mejorar nuestra capacidad de respuesta y constituirnos en un modelo de resiliencia.

Reparos

Entre tanto, las asambleas vecinales de inundados pidieron el martes mediante una nota una reunión urgente con el jefe comunal para conocer los alcances de la medida y denunciaron lo que parece una paradoja: la parálisis de acciones para mitigar el impacto de las tormentas. Los vecinos también solicitaron audiencia con el ministro de Infraestructura bonaerense, Leandro Nardini, a quien le enumeraron un cúmulo de obras aún pendientes en la cuenca.

“Nuestra ciudad es inundable y, aunque pasaron más de nueve años de la tragedia del 2 de abril de 2013, nos preocupa que ante la probabilidad de ocurrencia histórica de cada diez años de un evento similar, el incumplimiento reiterado de las obras estructurales y no estructurales enunciadas, la evidente exigua disponibilidad de recursos económicos y humanos y la notoria ausencia de planificación sean las causales de una recurrente tragedia”, advirtieron los firmantes, miembros de las asambleas del arroyo El Pescado y Humedal Sicardi Garibaldi, Villa Elvira, Los Hornos y Tolosa, entre otros.

“Queremos que las autoridades nos atiendan para poder expresar nuestra preocupación y la necesidad de acciones urgentes que se vienen dilatando inexplicablemente”, señaló Hugo Gutiérrez Pon, vecino de Tolosa y referente de las asambleas barriales de inundados, que fue el encargado de llevar las notas y dejar copias a legisladores.

Miles de personas perdieron todo por la inundación en La Plata, el 2 de abril de 2013
SANTIAGO FILIPUZZI


Miles de personas perdieron todo por la inundación en La Plata, el 2 de abril de 2013 (SANTIAGO FILIPUZZI/)

Los vecinos reclamaron acceso al programa de acciones vinculadas con la declarada emergencia climática y exigieron la implementación del PRRI, la instalación de un sistema provincial de monitoreo llamado Sistema Inteligente de Monitoreo Prevención y Análisis de Riesgos Hidrometeorológicos (Simparh), y la conformación de una comisión de gestión del riesgo hidráulico con participación de actores gubernamentales y no gubernamentales. Asimismo, se reiteró un pedido que nunca tuvo respuesta para integrar el Consejo Único de Ordenamiento Territorial (CUOT), que define la aprobación para los desarrollos urbanos. Al mismo tiempo, señalaron la necesidad de obras en el arroyo Maldonado y otros trabajos menores de desagües en varios puntos de la ciudad, y la falta de controles adecuados en los loteos a la vera de arroyos de la zona sur del distrito.

También se sugirió reiterar la presión desde el municipio para reactivar la comisión bicameral creada en el ámbito de la Legislatura bonaerense por ley (N° 14.527) para ejercer control, seguimiento y fiscalización de las obras hidráulicas necesarias para el distrito.

En tanto, en la solicitud de audiencia ante el Ministerio de Infraestructura bonaerense los vecinos plantearon la necesidad de la finalización de tareas pendientes de la primera etapa del plan maestro de obras –según los vecinos, falta la construcción de los puentes de 520 y 18, y de ruta 15 en Punta Lara– así como la puesta en marcha de la segunda etapa que, según alertaron, no fue contemplada en el presupuesto provincial del presente año. “Las obras de la Etapa II, cuyo estudio fuera contratado por la Provincia y sus resultados fueran entregados en septiembre de 2015, se encuentran sin presupuesto y en revisión permanente de su original ingeniería en la mayoría de ellas. Son obras necesarias para resolver los problemas de desagües internos del casco urbano que afectan principalmente a la zona norte”, se indicó.

Se señaló, asimismo, la necesidad de activar el comité de la cuenca, órgano que posee el poder de policía sobre los cursos de agua que surcan el distrito, así como asegurar la continuidad y frecuencia en las tareas de limpieza y mantenimiento de los canales –que se realizan en conjunto con el municipio–, vías de escurrimiento de los excedentes. Por último, se planteó el abordaje por parte de la empresa estatal de aguas ABSA de la crítica problemática cloacal del distrito y la eliminación de las descargas no permitidas, así como la adecuación de puentes al nuevo sistema pluvial, responsabilidad de la Dirección de Vialidad provincial.

Disputas políticas

La declaración de emergencia promovida por el intendente Garro despertó también una áspera controversia con la oposición del Frente de Todos, desde donde se denunció la subejecución en partidas destinadas a la problemática hídrica. Los ediles de la oposición, que inicialmente estaban de acuerdo con acompañar la medida, terminaron votando en contra luego de que fuera rechazada su propuesta de conformar una comisión de seguimiento para el uso de fondos.

“Consideramos importante que el señor intendente finalmente tome conciencia de la situación de vulnerabilidad en la que nos encontramos frente a los eventos climáticos, puesto que hasta el momento no se han desarrollado medidas para prevenir y mitigar el riesgo, y se han subejecutado de forma escandalosa los programas de Riesgo Hídrico y Obras Hidráulicas en nuestra ciudad”, indicó el bloque kirchnerista en un comunicado.

El secretario de Gobierno platense, Marcelo Leguizamón, y la directora del Comite Operativo de Emergencia Municipal (COEM), Martina García
Santiago Hafford


El secretario de Gobierno platense, Marcelo Leguizamón, y la directora del Comite Operativo de Emergencia Municipal (COEM), Martina García (Santiago Hafford/)

La jefa de la bancada, Yanina Lamberti, explicó: “Nosotros teníamos la vocación de aprobar la emergencia; sin embargo, la negativa de Juntos de generar una comisión para trabajar en el control y seguimiento nos llevó a rechazar el proyecto. Esta emergencia que hoy fue votada por mayoría por el bloque de Juntos por el Cambio genera superpoderes y el uso discrecional de fondos por parte del intendente, que no tendrán control por la irresponsabilidad del bloque del oficialismo que se negó a generar una postura consensuada con instancias de control político y ciudadano”.

Por su parte, el hoy concejal por el kirchnerismo Luis Arias consideró que se trata de “una iniciativa meramente declarativa que no contempla ninguna medida concreta, pero que le permite al intendente desafectar partidas presupuestarias para esta emergencia y desviarlas para financiar obras hídricas de barrios privados”, sugirió el exjuez que tuvo a su cargo la causa por la inundación en la que se determinó el número de muertes causadas por la tormenta.

Enfatizó que “se han subejecutado todas las obras hídricas” y, por ello, para acompañar la medida pusieron como condición la creación de una instancia de control y participación ciudadana y de la UNLP. “El rechazo a esa creación comisión deja en evidencia las intenciones del gobierno de Garro”.

Leguizamón contestó a LA NACION que “es irrisorio hablar de subejecución de partidas cuando todo lo hecho está a la vista”. Y agregó: “El tema de la ejecución de las partidas es un asunto técnico que requiere entender cómo se ejecuta el presupuesto que está unificado en el Departamento de Economía, pero la realidad es que las acciones de gestión del riesgo siguieron creciendo y es al revés, la Subsecretaría de Hidráulica está, en realidad, sobreejecutada. Se ha invertido mucho más de lo presupuestado”.

Por otra parte, el funcionario municipal insistió en el carácter declarativo de la medida y afirmó, ante las críticas sobre la posibilidad de un manejo discrecional de fondos: “No pasa por un presupuesto particular o una partida extraordinaria para esto, simplemente es la profundización de un rumbo que nos compromete a seguir poniendo énfasis, recursos y herramientas en favor de la gestión del riesgo”.

“Me sorprende la falta de seriedad del peronismo de decir que no hay medidas cuando en realidad las obras están y han demostrado que funcionan correctamente. Son obras que están bajo tierra, pero que salvan vidas. Hoy tenemos un Estado preparado y comprometido, y antes tuvimos un Estado ausente que libró a los vecinos a su suerte. Si vemos la foto de hace diez años y la de hoy, el cambio es enorme, aunque reconocemos que falta mucho por hacer todavía”, cerró Leguizamón.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.